Cuando todo acabó, me sentí perdida, sin aire, el dolor de tu ausencia fue llevándome a un oscuro camino en donde todo era turbio pensé nunca encontrar la salida. Era difícil levantarme pues un recuerdo nuevo volvía a tumbarme. El tiempo fue el que sembró un nuevo pensamiento en mí, de repente, me comencé a cuestionar si valía o no la pena estar así, por la sombra de alguien. Eso eras ya, una sombra de mi pasado que alimentaba con tu recuerdo.

gost

A pesar de estar convencida de que las personas no cambian, me di cuenta que yo si cambié al estar a tu lado, me deje llevar por las mieles que me mostrabas, te idealicé y esa falsa idea que me cree de ti  no me dejaba ver el daño que me hacías. Era ciega la confianza que te tuve,  al caminar tomada de tu mano sin darme cuenta del rumbo, fuiste el motivo de algunas de mis lágrimas. Aprendí el sabor de la soledad aun estando contigo, pero poco a poco también aprendí a librarme de ti, un momento de lucidez me mostró que por más empeño que pusiera en querer salvar nuestra relación, eso debe ser cosa de dos y tú ya hace mucho tiempo que decidiste que no era parte de tu vida, solo se te olvido hacérmelo saber.

Aunque estoy decidida a mirar hacia otro lado, sé que habrá mañanas en las que despierte recordándote, aún te dedico canciones, ya no las mismas que antes, pero lo sigo haciendo, de repente me sorprendo suspirándote, pero ya no sufro por tu ausencia.

A veces me dueles, a veces me robas una sonrisa cuando recuerdo los buenos ratos que vivimos, porque vaya que los hubo, a veces me doy el lujo de extrañarte, pues soy un ser humano que se enamoró de otro que aunque distinto, también fue maravilloso en ciertas circunstancias de mi vida.

broken

Debo dejarte claro que no me arrepiento de alejarme, que voy a dar marcha atrás, que darle la vuelta a la página me hizo darme cuenta que valgo y merezco más de lo que me dabas, sin embargo, no te guardo rencor, ni tienes un pensamiento negativo. Te deseo la mejor de las vidas, que te vaya bien, que seas feliz, tanto, que no te den ganas de volverme a buscar.

Yo me quedo no contenta, pues me hiciste una llaga profunda, pero si estoy tranquila pues me ahora de nueva cuenta soy yo, y aunque me dé el lujo de extrañarte, me doy cuenta que cuando se va el amor las cosas son más claras.

Te extraño, pero ya no te amo.

Idea original: Rosario Gómez



     Compartir         Compartir