No fue fácil amarte como lo hice, mucho más allá del bien y del mal;  siempre fuiste tú el hombre de mi vida; sí,tú aquel al que no le importo romper en pedazos mi corazón.

me costo mucho

Bien sabes que todo lo di por estar un segundo más  a tu lado, intente que los minutos se convirtieran en horas y las horas en días;te daba todo lo que me pedías  sin preguntas, siempre estuve  para ti, y sin embargo, no fue suficiente, y un día así sin más, me dijiste que ya no querías estar más a mi lado, que lo nuestro era en vano.

Estallé en  llanto, te suplique que no te fueras, perdí mi dignidad, me rebaje a atal grado  porque creía que no podía dejarte marchar así tan fácil, sin luchar, porque me hiciste adicta a tus besos, a esas caricias que me estremecían, te convertí en  el centro de mi vida, me olvide de vivir, porque solo importabas tú.

Olvide cosas tan elementales y simples como el olor de una flor, la sonrisa de un niño, la emoción del amor; todo por acoplarme a  tu extraña forma de querer.

Me siento tan triste por tener que dejarte ir, pero estoy consciente que  no puedo seguir luchando contra corriente; tengo que soltarte, dejar de aferrarme a lo imposible, después de tanto, al  fin lo entendí;  después de tanto daño, hoy me alejo de ti, cumplo tu deseo, al fin me marcho, al fin te digo para siempre adiós.

Aprendí que nadie debe de estar por encima de nadie, que un amor es  enfermizo, asfixia,destroza, lastima, es porque  es egoísta.  Es cierto que hace un tiempo hubiera dado mi propia vida con tal de que  te quedaras , pero hoy ya no, hoy acepto que fuiste la prueba de superar, pero gracias a ti,aprendí a reconocer  lo que no quiero a mi lado, a saber con certeza lo que necesito. A veces  los recuerdos vuelven,  me traicionan, pero esto no quiere decir que regresaré a ti.

Captura-de-pantalla-2015-09-16-a-las-10.59.46

Comprendí que no necesito un amor que miente y que lastima, comprendí que tú eres la enfermedad pero yo tengo la cura a tu mal amor,  es así como escapó de las rejas de tu amor, hoy me alejo de ti, de mi mentor en el amor y en el desamor, hoy sin mirar atrás te digo adiós.



     Compartir         Compartir