Hay  tiempos malos que a veces tenemos que vivir por causas externas, no hay que perder las ganas de ser feliz ni la energía positiva. Es posible hacer frente a la crisis desde el interior de uno mismo, con la ayuda de los seres queridos y dando gracias y valorando todo lo que se tiene en la vida, empezando por el simple hecho de estar vivos. No dejarse llevar por ese sentimiento general de duelo, de dolor y de apatía es lo principal para mantener la calma, la autoestima y ser feliz. Aunque hay que luchar para conseguir un mundo mejor, también es necesario, a veces, desconectar de todo eso y centrarnos en las pequeñas cosas de la vida, los pequeños detalles podrían ser grandes detalles que no vemos y están en nuestras narices.

felicidad-cabala-ieic-bnei-baruch-kabbalah-mexico


Piensa en valorar todo lo que tienes: trabajo, casa, alimentos, familia, amigos. Da las gracias cada mañana al levantarte por el nuevo día que tienes por delante para crecer, aprender, disfrutar, sonreír y conseguir tus sueños. Este es el principio básico para ser feliz ante cualquier situación, buscar esa pequeña motivación que nos hace tener ganas de seguir adelante.

Busca un rato a solas para ti.

Es necesario instantes de soledad y de disfrutar de la maravillosa compañía que uno mismo se ofrece. De esta forma te escucharás, entenderás qué necesitas y qué no, para ser feliz. Relájate, cierra los ojos, disfruta de tu respiración y concéntrate en ella, te ayudará a sentirte mejor y mas relajado, medita sobre aquello que te hace sentir incomodo en ese momento, y busca una manera de solucionarlo.

felicidad-e1329431358537

Plantéate metas, objetivos a conseguir, objetivos a corto plazo para que así obtengas pronto beneficios y te llenes de alegría. Cada vez que cumplas una objetivo nuevo, piensa en otro y así verás como poco a poco conseguirás cosas que creías imposible. Sueña, busca tus sueños, con trabajo, alegría y dedicación los conseguirás.
Aprende a disfrutar con todo lo que haces, seguro que algo, aunque sea mínimo, algo beneficioso te puede aportar tu trabajo, y si no tienes, busca y mientras, disfruta del tiempo libre, algo que cuando se trabaja falta y es tan necesario y preciado que debemos cuidarlo y valorarlo cuando lo tenemos.

3

 



     Compartir         Compartir