¨Enamórate de un loco¨, me aconsejaron un día. Un hombre en el que no haya ni la más mínima pizca de cordura  y prudencia. Un loco de verdad, de los que suelen agonizar y resucitar en pocos segundos, de los que te atrapan y por más que intentes zafarte jamás lo logras, aunque la realidad es que tú no desearás alejarte de él.

Un loco desquiciante…

De esos que se las ingenian para conquistarte.

De los que nunca dejan de sorprenderte y por más que lo intentas, su grado de locura siempre termina superando tus buenas y altas expectativas. Uno que te haga pensar con alguna acción que ha hecho lo peor, aunque la realidad es que sólo haya sido el comienzo, lo peor está por venir más adelante, ¡así que prepárate!

Un loco que te contagie con su risa, de esos que para nada se ocultan para hacerlo. Uno que sea capaz de preferir un sábado de películas contigo a una noche con sus amigos. Esos que cuando te ven triste hacen hasta lo más estúpido sólo para mejorar tu ánimo pero cuando se enojan, hasta el mismo diablo sale asustado.

descarga-2

Un loco que desafine horrible a la hora de cantar pero que le de igual porque el canto es para ti así que eso lo incita a hacerlo sin pudor y te canta cualquier estilo de canción, si intención sólo es hacerte feliz. Un loco que, aunque no quieras te empape de sus locuras y termines perdiendo tu cordura, pero eso, te sienta bien.

Un loco que sea un pésimo comediante, que nunca recuerde con exactitud cada chiste, que trate de componerlos y que finalmente con ello logre su cometido: verte sonreír. Uno que a todo le verá algún tipo de gracia y por más que andes enojada será imposible no echarte a reír… a carcajadas.

Un loco que suela contradecirte, que te rete, que te impulse y te motive. Que no te aburra dándote siempre la razón, que defienda sus ideales y que respete los tuyos, un loco con el que puedas debatir hasta el más tonto tema del universo, pero lo hará porque sabrá lo importante que ello es para ti.

large-48

Un loco de remate, uno alucinante…

De esos que te llegan el hígado de piedritas y que a veces deseas ahorcar. De los que contigo no tendrán dos caras, se mostrará tal cual. Un loco delirante que sepa calmarte y a la vez hacerte enfurecer. De los que disfrutan de tus muecas, tu bipolaridad y te hacen destantear. Uno al que no le importe picarte las costillas hasta hacerte estallar en cólera y es que lo hará porque mientras tú eres tempestad él será tu calma, y por más difícil que parezca la situación no querrás huir de él, más que matarle desearás amarle… con todo tu ser.

Enamórate de un hombre al que le vayas descubriendo las facetas poquito a poco. De esos que terminan siendo todo un estuche de monerías; LOCO, sencillo, apasionado, humilde y abierto. Uno que comprenda que el amor sin libertad dura lo que un estornudo. Uno que no recorte tus alas, más bien que te invite a volar a su cielo y porque no, que te permita volar sola de vez en cuando, uno que confíe en ti, en lo que eres y en lo que por él sientes. Un loco así, tan fantástico.

Un loco tan loco pero que sea solo tuyo…

Un loco inmaduro casi siempre pero maduro cuando se requiere. Uno que llore, que grite, que baile y que cante. Un hombre con carácter. De esos que te celan, te pelean y que saben cómo reconciliarte.

images-17

De esos que hablan hasta por los codos. Que te ahogan con abrazos. Un loco pervertido que te provoque en momentos inesperados. Que se muestra como es sin importarle. Que te devore con la mirada, que te incite amarle. Que te entregue el corazón completo, consiente que puedes lastimarle.

Uno loco que no sepa de fronteras. Intenso. Caballeroso y educado. Un lobo feroz que también sepa ser un príncipe encantado. Un loco que te haga perder la noción del tiempo y espacio. Que no le importe hacer el ridículo con tal de verte feliz, incluso en los peores momentos. Uno que no dice más que la verdad. Que no se anda con juegos y que cuide de tu corazón, uno que a la primera no pretenda llevarte a su habitación. Enamórate de un loco que toque tu alma antes que tu cuerpo. Uno en el que la sinceridad sea su arma más letal. Uno que no te soltará al caminar, que sin importar cuán difícil se torne el camino, él luchará hasta verte apaciguar.

Un loco que no querrá más que tu bienestar y felicidad. Que sin importar las chicas que le busquen y le llamen, su corazón contigo estará, siempre te elegirá. Un loco que sepa entregarse pleno y completo a la hora de amar. Que entregue todo, que te conquiste y luche por ti, que te valore y te respete, porque eso, ¡es lo que tú mereces!

Enamórate de un loco, ellos saben amar con locura, los demás, sólo saben atar.

Autor: Stepha Salcas



     Compartir         Compartir