Los seres humanos, somos inestables, nómadas por naturaleza, a la mayoría nos aburre lo cotidiano, no solo en las acciones diarias, también en los sentimientos. Siendo tan cambiantes, tenemos esa habilidad para lastimar y por consecuencia, también para salir heridos.
Es común que después de provocar dolor en alguien también se experimente el sentimiento de culpa, o cuando nos ha sido causado, tendemos a sentir rencor.

de cero
Parece que somos tan volátiles y al mismo tiempo tan sensibles, nos gusta sentir confianza, pero al mismo tiempo cometemos el error de romperla con facilidad.
Esto me lleva a una palabra bastante complicada; “El perdón”
Sin duda, no es una palabra fácil de pronunciar, y por supuesto es un sentimiento que no se admite a la primera. Cuando uno ama, se supone que das lo mejor de ti para hacer feliz a quien está a tu lado, para hacerla sonreír; sin embargo, no es nada fácil llevar una relación, y con esto, no me refiero a una relación meramente de pareja, puede aplicar en cualquier tipo de relación


Todas las personas somos distintas y además de eso, complejas, no resulta nada fácil complementar las ideas; esas diferencias pueden provocar rupturas, peleas, lastimar susceptibilidades, caer al punto de la indiferencia.
Y sin embargo, seguimos exigiendo perfección, sabiendo de antemano que es imposible, pues nuestra realidad es relativa, percibida por cada cual de manera distinta.
No hay perfección en ninguna clase de amor, porque además todo cambia, se transforma y cuando es para bien; evoluciona.
Creo que a final de cuentas, son nuestras diferencias las que nos unen, las que hacen que la magia fluya, que el amor florezca

free
No, el amor no es, y nunca será perfecto, absolutamente nadie sale ileso del sentimiento, pero creo que es mejor experimentar.
Perdonar nuestras incompatibilidades  y aceptar que somos distintos, no será tarea fácil, pero es punto clave para continuar.
Comenzar de cero , será factible si caminas sin mirar atrás, siempre dispuesto para volver a comenzar.



     Compartir         Compartir