Debo aceptar que en algún momento me sentí dichosa por la cantidad de amigos que creí tener, cuando entraba a mis redes sociales, veía una lista llena de personas que estaban en el apartado de “mis amigos”, me sentía afortunada, pues cuando estaba chica mi papa me decía “hija siempre debes valorar una amistad, cuida mucho de todos aquellos que lleguen a tu vida con la intención de ser tus amigos, porque son ellos quien te ayudarán a pasar por la mayor parte de tragos amargos en tu vida, porque es con ellos con quien puedes encontrar consuelo cuando todo el mundo se niega a comprenderte, si llegas al final de tu vida con más amigos que dedos en tus manos sabrás entonces que has triunfado”.

Muchas veces recordaba esas palabras de mi padre cuando veía esas listas interminables de personas en mis redes sociales y decía “Papá, tengo más amigos de los que realmente puedo contar”, pero después me di cuenta de la triste verdad, de todos ellos, en persona no conocía ni a la mitad, tampoco sabía sus gustos, sus rarezas, sus situaciones personales, sus problemas, y fue en un momento muy difícil de mi vida en que me encerré en mi misma que me di cuenta de quienes eran mis amigos de verdad.

Me di cuenta de que había solo unos cuantos que se habían percatado de lo que me sucedía, que por más que me esforcé por ocultar mi tristeza y mi dolor, ellos habían sido capaces de darse cuenta y no solo eso, sino de reaccionar favorablemente para ayudarme a salir de esa situación, ahí fue donde entendí a lo que mi padre se refería con la palabra “amigos”, ahí fue donde me di cuenta que los dedos de una sola mano sobraban para contarlos y de lo afortunada que era al tenerlos en mi vida, al haberlos encontrado, desde hoy tengo más en claro lo que “amigo” significa, me da gusto tener muchas listas interminables en mis redes sociales con quienes compartir de pronto un pensamiento etc…, pero he entendido quienes son mis amigos y no volveré a confundirlos ni a agruparlos con todas esas personas que ni me conocen ni conozco, los mantendré en un lugar especial siempre, principalmente en mi corazón.

Los amigos son aquellas personas que te apoyan y te levantan, cuando todas las demás ni siquiera saben que caíste, son aquellas personas con un conocimiento profundo sobre lo que eres, lo que quieres, lo que amas, son aquellos ángeles de la guarda hechos personas, gracias amigos por haber estado ahí para mí.

 

Autor: Sunky



     Compartir         Compartir