Ahí estaba yo, cometiendo error tras error y él siempre estaba ahí a mi lado, lejos, pero conmigo. El, la persona que espere durante el pasar de los días. Pero sin embargo fue tanta la espera que cuando llego lo deje ir, si, se fue, así como se van las aves, como corre el viento e infinidades de cosas.

Y es que una mujer toda la vida espera un “tipo” que de todo por ella, que le regale flores, chocolates, que cuide de ella, que tenga un corazón transparente y sobre todo lleno de amor ¡mucho amor!  . Él es todo eso, él es: paciencia, amor, fidelidad, cariño, a ratos tan cruel pero muy dulce a la vez.

El que de una u otra forma me conoció sin siquiera ponerme un dedo encima, que me acepto con toda la mierda que traía conmigo, mis malas repuestas, mis madreadas, mis caprichos y sobre todo mi inseguridad ante el amor y otras cosas que no añadiré.

Quizá ese era mi “tipo” pero me hice la ciega, no lo quise ver y ahora estoy aquí solo con un pequeño recuerdo y una pequeña parte de él  tratando de encontrarlo en otros chicos pero me ha sido imposible porque él es el ¡único! ….

Ese día simplemente por nervios, temor, no acepte sus flores y chocolates sabiendo que muy en el fondo lo único que quería era verle, mirarlo, contemplarlo en su perfecta imperfección, abrazarlo y  que se quedara conmigo quizá un día, dos días, o toda la vida.

images

Pero esa soy yo una mujer insegura y todo lo que puede brindar, o bueno en eso me convertí después de estar de decepción en decepción. Pero él no tenía que pagar por mi inseguridad y mi temor a perder de nuevo, a no herirlo y no ser capaz de entregarle todo lo que tengo aquí guardado. El merece todo lo bonito de la vida.

No todos los días encuentras un HOMBRE que te  llame , que se preocupe si comiste , si llegaste bien , si vas bien en los estudios , no siempre encuentras alguien que esté dispuesto a dejar sus miedos atrás por ti . Hoy solo espero que de mi guarde un bonito recuerdo y que no deje de sonreír y ser feliz y que sea que aquí estoy extrañándolo y queriéndole como siempre y como nunca.

“Que no se pierda el valor por el miedo

 Por:  Candy Camila Riascos Palomino .



     Compartir         Compartir