Ser un mapa significa tener un par de ovarios bien cargados de estrógeno y con la testosterona del cobarde que al igual que las ratas, huye cuando siente la necesidad de abandonar el barco. Su razón tiene Paquita “la del barrio”.

Pero no me quiero desviar, sino resaltar las cualidades de una madre que cumple ambos roles…. ser madre y padre a la vez.

Que dejó en espera sus planes y aspiraciones para dedicarse por entero a esta nueva vida que crece.

Significa aguantar críticas, burlas, acoso y un sinnúmero de barbaridades, ya que, como dice mi hermano, ser madre soltera en estos días es sinónimo de sexo gratis, por su fragilidad o su búsqueda de una figura paterna para su hijo.

 

Ser madre soltera implica trabajar por dos, dar cariño y rigor por partida doble, aprender a jugar futbol y cosas de varones, para enseñarle a tu hijo, conocer las claves y contraseñas masculinas para pedir un corte de cabello en la barbería, conocer los peinados de tendencia.

Ser madre soltera implica compromiso con su trabajo, porque de alli depende el sustento de su hijo y sus gastos.

Ser madre soltera es sinónimo de lucha constante, porque no solo te tienes que esmerar por salir adelante, también tienes que ganarte todos esos premios que te hacen resaltar: ser la mejor cocinera, la mejor mamá, la más bonita, la mejor en todo.

Vale aclarar que nuestros hijos son los mejores jueces.

tumblr_nqgkd53hJP1rp66ruo1_500

Ninguna mujer pidió quedar encasillada en este rol, todas soñamos con tener una familia nuclear completa, con esa figura de padre que dé la cara no solo el 19 de marzo, sino a diario.

Para mí, la mejor recompensa por mi labor de Mapa, es escuchar esa vocecita decir: TE AMO MAMI.

Por: Karen Maldonado



     Compartir         Compartir