Ya hace dos meses que no te veo, y todo está siendo tan difícil. Nos despedimos en el mismo lugar que nos conocimos, en la costa, un año después…

Me acuerdo cuando viniste con tus amigos a sentarte, me acuerdo también que estabas ahí parado con dos de ellos y yo le decía a mis amigas “uy que estos ni se sienten”. Me fui a la orilla a hablar por teléfono y cuando vuelvo estaban ahí, me senté justo ahí al lado tuyo. Fue en ese instante que algo provocaste en mí, no sé qué pero yo también te lo provoque a vos.

Y entonces llegó la noche, la previa, la joda y nos habían invitado a otra previa también pero por azar fuimos a la de ustedes.

Entonces llegamos, y vos te acercaste y te dije: “ey soy Luciana la de la playa” y me agarraste y empezamos a bailar aparte. Beso tras beso terminamos yendo a la pieza y por primera vez estuvimos. Debo reconocer que me sentía un poco decepcionada de tu acto sexual pero aun así quería seguir ahí con vos.

Y así nos vimos muchos días, hasta que yo me volví, y me acuerdo que estaba triste porque vivíamos lejos, te quería volver a ver.

Me tenía que volver a mi lugar, estábamos a 200 kilómetros.

Y te insistí tanto para verte tanto, que después de dos meses cuando fue tu cumpleaños fuimos con mis amigas en un micro para allá. Y te vi! Y fue tan hermoso, te quería con toda mi alma.

Pero después empecé a ver en tu facebook el nombre de alguien más, yo no tenía ningún derecho a reclamarte nada pero no quería verme con alguien comprometido. Te pregunté miles de veces y tu respuesta fue que vos no estabas con nadie.

Un día me mandaste que no vaya más que no querías que me ilusione con vos. Y volví a insistirte mucho, y pude convencerte, aunque iba a ser un reencuentro sexual y nada más. Y ahí no paramos, nos veíamos una vez en la semana, yo viajaba, yo me paga el micro pero no me importaba, solo quería verte.

Pero un día esa chica que vos decías que nada era,  te puso “felices dos meses mi amor” y estallé de ira. Tanto así que le conté que yo te veía hace mucho tiempo, me acuerdo como te enojaste,  eso me partió el alma.

 

Pero seguí insistiendo y después de un mes fui a tu casa para hablar y ese reencuentro fue lo mejor y peor que nos pudo pasar: tuvimos la mejor relación sexual, todo salvaje ahí en el piso. Yo lo tomaba como una despedida de hecho no pensaba hablarte más, pero una semana después apareciste vos…. Y no pude decirte que no, y ahí empezó la verdadera pesadilla.

Nunca me pagaste un micro, nunca me ibas a buscar a la parada, ni me esperabas a que me vaya, no sé por qué no habría los ojos. Si yo estaba haciendo algo y vos me mandabas que vaya lo dejaba de hacer e iba, pero vos pensabas que como yo no trabajaba estaba al pedo, no valorabas el esfuerzo de viajar que hacía.

Llega noviembre y empezaste a alejarte, me dijiste que conociste a alguien de ahí, me volviste a partir el alma. Me dijiste que en pinamar íbamos a hablar. Mentiroso! Allá un día estuvimos bien, pero otro yo ni me había terminado de poner la ropa y vos ya querías que me vaya. Y llore, y no te lo bancaste, eso te molesto. Nos vimos otra vez y me hiciste lo mismo pero esta vez peor, que me habías usado que yo no era nada para vos, que me vaya y no vuelva más. Yo enloquecí empecé a llorar y gritar, tuvo que venir uno de tus amigos a calmarme, otros solo miraban y otros me miraban mal a mi.

Cambiaste tu celular, tu facebook, tu twitter para que yo no me comunique con vos, me dijiste que me busque a otro que a vos no te importaba, me sentí tan miserable. Pero yo te fui a esperar a la vuelta de tu casa pero nunca saliste,  ni siquiera para devolverme la ropa.

tumblr_lful2gi6sz1qc3oouo1_5001

Tuve que arreglar con tu mama para que me devuelva toda la ropa y ese día también se me partió el alma, tu mama que nunca me había visto la cara me miraba muy dulce, la hubiese querido mucho.

Al otro día vi una foto tuya con tu nueva novia, sentí que no podía más del dolor, pero no se por qué yo seguía mirándote todo con el facebook de mi amiga. Pero ya no más! Decidí ponerme un freno a mí misma. Lo único que te ata a mi soy yo misma, solo así estas presente y quizás me de miedo soltarte porque después de que te olvide, no vas a estar.

Tengo que hacerlo, te veo a vos muy feliz, siendo el novio perfecto con ella, todo lo que a mí me hubiese gustado lo haces con ella, yo me quede sin nada.

No sé si quiero perdonarte porque no lo mereces, pero te quiero y si bien nunca te perdone o nunca vuelvas a hablarme porque cambiaste el celular, te deseo lo mejor. Espero que seas muy feliz, y que también perdones mis locuras, simplemente yo no quería perderte, pero vos, vos fuiste mala persona. Así que hoy, te digo chau escribiéndolo, vos no sabes nada de mí hace meses pero mi cabeza te tiene presente todos los días hasta hoy. No me necesitas, ni te acuerdas que existo, tengo que olvidarte yo también. Sé que no voy a volver a verte porque si te viera te miraría con mi mejor cara de odio. Me humillaste como mujer, me viste llorar y no te importo.

Que tengas un buen viaje en la vida mi amor, yo voy a buscar lo mismo en mi viaje, hoy libero a mi cabeza de vos. SE FELIZ.

Adiós para siempre.



     Compartir         Compartir