Había prometido no escribirte más. Desde aquella ultima vez nos prometimos no buscarnos, al final de cuentas ya no tenía caso, quizás todo estaba dicho, yo ya no volvería más a tu lado y tú me anunciaste que ahora estabas con alguien más, alguien que ocupaba mi lugar, alguien con quien según tú serías feliz, alguien de quien te habrías de enamorar. Ha dolido un poco, tal vez, pero ya me he resignado a que definitivamente lo nuestro ya no tenía más caso, ¡me dejé vencer!

 

Y sin embargo tengo un ¡te extraño! Atorado entre mi orgullo y mi ego

Sin embargo, tengo muy claro que no mereces lo que yo sentí y quizás aun en el fondo siento por ti. Me alejé de ti lentamente como dándote la oportunidad de que enmendaras tus errores y quizás así poder comenzar nuevamente, me alejé de ti creyendo que vendrías detrás de mí, pero ¡me equivoqué! Cuando volteé te había dejado tan lejos que esta vez me convencí que tenía que ser así, que ya no había marcha atrás, que era hora de terminar.

BeFunky_tumblr_mjj0rdAoq31qayt72o1_1280

Por única vez ya no quise ser yo quien diera marcha atrás y retroceder en todo lo que llevaba logrado, sin ti. Me di cuenta que no importa cuánto te quiera, cuanto perdone tus errores, tú continúas fallándome y pretendes que yo lo ignore. Terminé dándome por vencida, convenciéndome de que no mereces mi sentir, ni mi tiempo, ni cada una de las oportunidades que te di, tu eres así, egoísta, no te importa lastimar y siempre has de pensar tan solo en ti.

Todos tenemos un límite y terminaste por sobrepasar el mío

Sinceramente me pesa todo el tiempo invertido y perdido esperanzada a que un día por fin superaras tus miedos y te decidieras a luchar por mí, pero nunca, nunca fue así. Ni siquiera mi amor logró calmar tus fantasmas y tus demonios, terminaste enredándome en juegos tontos, juegos que lastimaban, juegos que nos quebraban. Debo admitir que nunca terminé por entender esa forma rara tuya de quererme y esa forma tan aferrada de retenerme, ¿para qué? Si al final no te armarías de valor y lucharías por los dos.

Y cuantas veces estuve a punto de marcharme tu aparecías con aquellos ¨te amo¨ que salían de tus labios de una manera tan exquisita que lograban hacerme pensar que podía aguantar un poco más, sin embargo, tus acciones marcaban una gran diferencia y cansada de promesas (que nunca me habrías de cumplir) decidí huir, si, huir, sin más despedidas porque sabía que quizás lograrías convencerme y yo ya no podía más, tenía que salvar al menos un poco de mi dignidad, salvar un poco de mí, porque finalmente tú te quedarías con mucho de mí.

tumblr_mqpwthv9qW1rzvq4ho1_500

Te acepté de todas las formas posibles y nada te bastó, ¿lo tuyo hacia mí, en verdad fue amor?

Aun no sé qué hacía yo intentando una y otra vez encajar en tu mundo, cuando lo cierto es que tu no hacías absolutamente nada por encajar en el mío y no es que no pudieras, es que simplemente no querías, no te nacía. Pero continuaba ahí, contigo, esperando que un día mostraras al menos un poco más de interés, pero eso fue algo que nunca pude ver, ¡tú solo me querías cuando sentías que me perdías!

Es triste ver como todos y cada uno de mis esfuerzos fueron en vano. Debes saber que a ti te di mucho más de lo que jamás me había atrevido a dar. Te quise y te amé de todas las formas posibles que encontré y me duele sinceramente recordar que ni tanto amor logró en ti un acto de bondad, el que me hablaras con la verdad y que no hirieras mi corazón, solo pensaste en ti y nunca en mí. ¡No logré que me dieras valor!

Aún más triste fue que yo también me traicioné. Me hice la idea de que con lo que me dabas era suficiente. Poco a poco me fui conformando y poco a poco más me fuiste quitando y terminé quedándome con nada, sin tu amor y sin mi amor. También por eso me fui de tu lado. ¡Yo debía salvarme, debía recuperarme!

large (10)

Quisiera tener por mínima la certeza de que en algún momento me quisiste de verdad, y a veces prefiero pensar que, si fue así, deseo quedarme al menos con un buen recuerdo de ti. También desearía saber porque nunca fue suficiente, porque nunca logré que dejaras atrás tu pasado y comenzaras de lleno a mi lado. Porque siempre permitías que tus inseguridades pudieran más que todo aquel sentir que decías tener por mí, ¿por qué?

Y al final ¿sabes qué pasó?, me cansé. Me armé de valor y tomé una decisión que debí haber tomado hace mucho tiempo, quizás no lo hacía por cobardía, por miedo a perder, a perderte, pero con ello yo me sentía perdida, eras tú o mi vida y elegí la segunda. No podía mentirme más, ya no me sentía más feliz y la diaria lucha me consumía. Tenía que rescatar a mi corazón de ti y juntar todos los pedazos de mí y armarlos nuevamente, sin ti.

En verdad es que no puedes imaginar cuanto me ha dolido el final. Pero comprendí que tú no eres lo mejor para mí. Nunca te importó cuanto te diera, cuanto te demostrara, el que te aceptara incluso con aquellos defectos que de ti tu odiabas pero que realmente yo amaba. Nunca nada fue suficiente para ti y no puedes dudar en ningún momento de que te quise, porque en verdad lo hice, pero ahora me quiero más yo. Ahora no me queda más que agradecer todos los momentos vividos buenos o malos, unos me han dejado una sonrisa y los otros una gran lección de vida. Entendí que no me hace bien estar con alguien que no lucha por mí, que no demuestra con actos quererme y que además miente. Espero en verdad logres vencer tus miedos y que con ella si logres ser feliz. ¡No te limites más! Permítete amar y aprende a valorar. Y no me resta más que decir: ¡GRACIAS! Por los momentos, las lágrimas, los sueños, los besos. Que seas feliz, te deseo lo mejor, de todo corazón.

POSDATA: valió la pena lo que viví, porque aunque te perdí a ti, me encontré a mi y eso, eso me hacía falta para ser feliz. Soy y eres libre de mí. Las últimas palabras que te he de escribir.

Autor: Stepha Salcas



     Compartir         Compartir