Prometer algo no debe tomarse con tanta ligereza, ya que cuando realizamos una persona estamos firmando un pacto con esa persona, sobre todo si esa persona es alguien importante para nosotros. pero lamentablemente en el mundo aún existen personas que no saben el significado de una promesa, que no les importa decir palabras al aire, inventando problemas sin preocuparse en cumplirlas, y mucho menos pensar que pueden causar algún tipo de daño a esa persona a la cual se la han hecho y no se ha cumplido. Es de insensibles no pensar el antes de prometer, sobre todo una promesa que se ha hecho con un plazo de ‘ por siempre’. El uso de la palabra por siempre es un compromiso eterno, pero son esas mismas personas que sin preocupación sobre pasan su significado y no toman compromiso dentro de lo mismo que han prometido. Ese tipo de personas no merecen una segunda oportunidad… ese tipo de personas como tú.

Aún me reprocho por todas las veces en las que creí cuando prometías algo hacia mí, y me reprocho por haber creído en cada una de tus palabras, en cada uno de los ‘por siempre’ que salían de tus labios. No puedo entender el porqué no pude darme cuenta a tiempo de que realmente no merecías que estuviera a tu lado y creerte todo lo que me decías, ahora lo veo y me arrepiento de haber perdido el tiempo a tu lado.

Ya no hay marcha a tras porque los daños ya están hechos, porque ya no puedo hacer nada para regresar el tiempo a la fecha en la que te conocí y desde el momento en que empece a escuchar tus mentiras vestidas de promesas que nunca pensabas cumplir. Ahora entiendo que las promesas son palabras inciertas porque que no se puede confiar si puedan llegar a ser verdaderas o no.

Gracias a ti comprendí que debo poner más atención en lo que las personas prometen, en lo que las personas dicen sentir, porque ya no confío; porque gracias a ti ya no puedo confiar en los demás y en todas las palabras que salen de su boda, ¿será bueno o malo? No lo sé , solo sé que debes mantener una confianza en una persona hasta que te hayas asegurado que no será capaz de traicionarte, hasta que haya prometido y sin creerle esa persona cumpla con sus promesas. Ahora sé que las personas que no son capaces de cumplir cada una de sus promesas y te fallan no solo una, sino varias veces, no merecen una segunda oportunidad, no merecen que estés ahí y seguir confiando porque sabes que le importas, porque sabes que no será capaz de fallarte, pero que no t has dado cuenta que no te ha demostrado conchos durante el proceso de que así será, de que no será capaz de engañarte y que siempre cumplirá lo que te promete.

No vale la pena que te de una segunda oportunidad porque sé que de todos modos me volverás a fallar y yo solo perderé nuevamente mi tiempo contigo.



     Compartir         Compartir