“Dicen por ahí, que las cosas buenas tardan en llegar, por eso yo siempre llego tarde”

 

A pesar de que a nadie le gusta esperar, resulta que en algunos casos, ser impuntual, es en algunos casos un rasgo positivo.

Si eres de las personas que siempre están corriendo, de los que llegan tarde a cualquier cita, seguramente, más de una vez has recibido críticas y regaños; pero déjame decirte que tu impuntualidad, tiene una explicación lógica.

relax

Resulta, que tu tardanza es toso un rasgo psicológico y de personalidad, nada en nosotros es casualidad, y como en todos los casos, siempre hay algo bueno que sacar.

Por ejemplo:

Tal parece que las personas que con frecuencia llegan tarde, resultan ser más optimistas que los que suelen ser puntuales, pues confían mucho más en sus capacidades para hacer más de una actividad  en poco tiempo; y aunque la realidad es que no son nada buenos estimando el tiempo que necesitan, las ventajas se refieren a otros aspectos.

  

Diversos investigadores, han descubierto que ser una persona optimista y feliz ,trae muchos beneficios para la salud , pues el estrés se reduce a sus mínimos niveles ; lo que atrae que el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, se reduzca en gran porcentaje.

De  ahí el dicho: “El que se enoja pierde” y es que sin duda, las personas felices, viven más.

Pero eso no es todo, y es que las personas optimistas con frecuencias son más productivos, creativos y eficientes, pues al hacer las cosas con gusto, es más factible que todo salga bien.

Investigadores de la Universidad de San Diego afirman que la impuntualidad se relaciona con las personas que toman la vida y los problemas a la ligera, es decir, no se estresan por pequeñeces, ni dejan que el estrés domine su vida.

free

Para ellos, el futuro siempre será prometedor.

Es verdad que la puntualidad es dispensable en muchos aspectos de la vida, lo cierto es que algunos países la interpretan de diferente manera; como en Estados Unidos, en donde la vida es muy rápida y perder el tiempo significa perder  dinero, en su caso la impuntualidad será una ofensa.

En cambio en Europa, no todos los países se lo toman tan apecho, por ejemplo en Alemania, la impuntualidad no es algo de lo que todo mundo dependa, pues es impredecible. En España, las personas son mucho más relajadas., pues no le dan tanta importancia al tema.

puntual

La verdad es que estaría padrísimo que el tiempo no fuera tan importante ,pero lo cierto es que vivimos en una sociedad en las que las normas son necesarias para una sana convivencia, pero también creo que no se acaba el mundo si se llega unos minutos tarde, por supuesto topara todo tienen que haber un punto medio, respetar el tiempo de los otros, sin dejar de lado, la capacidad que tenemos para disfrutar de los momentos, de los pequeños detalles, de romper con la rutina  y ser optimistas ante la vida.

 



     Compartir         Compartir