La mayoría de los hombres afirman que las mueres somos complicadas, que hacemos un drama de todo, que actuamos como si el mundo se acabara, pero la realidad es que somos seres humanos como todos, más sensibles, es cierto, pero de eso a complicadas, la verdad es que …   

Ok… es cierto.

cabrona

Pero, no es verdad que somos un difícil crucigrama, ni mucho menos un complejo acertijo, no es verdad que hablamos sin decir nada, ni mandamos indirectas señales raras.

Al contrario creo que somos muy claras, no callamos los sentimientos de ninguna índole, como inseguridad, celos, ni mucho menos cuando estamos enamoradas.

Sé que tenemos muchos defectos, pero la imperfección no es mala, hay que reconocer también todas nuestras virtudes, por ejemplo; somos cariñosas protectoras y aferradas; no nos vencemos ante nada.

 

Creo que los tiempos no están ya para mujeres sumisas ni resignadas, creo que los hombres deben acostumbrarse a las mujeres que no se callan, a esas que dicen lo que piensan, que no se guardan los pensamientos ni las palabras.

Estos tiempos no admiten mujeres débiles que permiten los abusos, ni los maltratos, ni las faltas… estos tiempos están hechos para las mujeres luchonas, trabajadoras, esas que son todo terreno, autosuficientes , pero también entregadas.

Solo los verdaderos hombres, tendrán la suerte de tener a su lado a una mujer que es segura de sí misma, con valores firmes, arriesgada, que no tiene miedo de tomar sus propias decisiones, ni se empequeñece cuando ha de defender su causa. 

mujer

Cabe mencionar que hay hombres que no soportan la grandeza de su compañera, se intimidan, se asustan y se marchan; como he mencionado antes:

 No cualquier hombre puede lidiar con una mujer libre,

No cualquier hombre  es digno de tenerla a su lado.

Seamos chicas fuertes e inteligentes, preocupadas por el entorno, informadas y congruentes.

Pero no te confundas, que la libertad no está peleada con el amor, solo se consciente de que cuando busques al  compañero correcto, no tenga miedo a quien eres, que comparta tus sueños, que apoye tus anhelos y  te aliente cuando sientas que ya no puedes.

Sé que hay por ahí, muchos hombres buenos. Que saben amar, que valoran a una mujer que es valiente y se sabe entregar.

No, no todos son iguales, hay hombres que valen la pena, que valen la risa, que valen la vida…

Atrévete a ser realmente tú, sin miedo, sin complejos… sé una mujer autentica, una mujer que es cabrona, no por soberbia, o por querer imponerse superior a los demás, se cabrona porque defiendes tu ideología, porque defiendes tu integridad.

ella

¿Por qué los hombres aman y temen a las cabronas?

1.-Una mujer será apreciada como alguien que ofrece un desafío mental, en la medida en que un hombre no sienta que tiene el control total sobre ella. Si comienzas siendo dependiente, lo decepcionas. Pero si eres algo que él no puede tener, obtenerte se vuelve un desafío.

2.-La variable más grande entre una cabrona y una mujer que es demasiado buena es el miedo. La cabrona le demuestra que no le da miedo estar sin él.

3.- Las personas realmente poderosas no dan explicaciones sobre por qué quieren respeto. Simplemente no se mezclan con personas que no se los dan.

4.-Un hombre siente que ganó, o que conquistó a una mujer, cuando ella come de la palma de su mano. Y en ese momento, empieza a aburrirse.

5.-No temas decir lo que piensas o defenderte. No sólo ganarás su respeto. En algunos casos hasta se sentirá excitado.

Y para concluir les digo que una Chica Autentica, si tiene que escoger entre su dignidad o tener una relación, dará prioridad a su dignidad…

Recuerda que si no te das tu valor nadie te lo dará. (Libro” Porque los hombres aman a las cabronas).

 

 



     Compartir         Compartir