Dichos vs Hechos

En repetidas ocasiones por quedar bien y ser aceptados en determinado grupo, ya sea social, de negocios o de cualquier índole, reflejamos o queremos vender una imagen falsa de nosotros, pero, te tengo noticias, todo sale a relucir tarde o temprano, todo cae por su propio peso, y se darán cuenta de verdad quien y como eres.

Nuestro comportamiento es muy dócil y maleable, esto no quiere decir que seamos hipócritas, sino que tenemos la facultad para adaptarnos al entorno que se nos presente, para poder pasar el rato o incluso para poder obtener algo que nos beneficie en un futuro, sin embargo hay que tener mucho cuidado al utilizar esta habilidad, pues tu verdadera esencia no se puede cambar, siempre serás lo que eres, y ¡ya!

genuina

Sin importar lo bien que maquilles tu comportamiento siempre, y créeme, siempre tu verdadera cara saldrá a la luz, pues el sol no cabe en tu pulgar. La verdadera esencia no se puede ocultar, entonces, ¿porque la lucha interminable de tus verdaderos sentimientos e intenciones hacia el mundo entero?

Como te digo, esta falsa apariencia afecta en cualquier grupo en el que nos desenvolvamos, por ejemplo, cuando alguien nos agrada para entablar una relación sentimental, a veces inconscientemente alteramos ciertos factores de nuestro comportamiento para empatizar con esa persona, y no quiere decir que sea malo pues, sin embargo no caigas en eso de “mentir por convivir”,  pues nadie se quiere enamorar de una persona falsa ¿verdad?

Al fin de cuentas, no sin importar la índole, lo que va a sobresalir serán los resultados, así que encárgate de dar el 100 a todo lo que hagas, enamórate de tus acciones y no tendrás que fingir para encajar.

eramorate

Recuerda que las palabras se las lleva el viento, las acciones te abrirán el camino a recorrer.

 



     Compartir         Compartir