No te detengas de disfrutar tu vida por una persona, porque no vale la pena desperdiciar tu tiempo, tus planes y todas esas metas que quieres cumplir. No vale la pena que te descuides por cuidar a una persona que sabes que no valía la pena. Sigue adelante a pesar de que esa persona que quizá te hirió no siga a tu lado porque es tu vida y no la de él. Eres tú la única persona que sabe como puedes recuperar el tiempo que perdiste a su lado porque si ya no esta más a tu lado es por una sola razón… él no pertenecía a tu lado.

Deja ir las cosas que viviste a su lado, todos esos recuerdos que aún te lastiman porque las heridas siguen tan vivas como sus recuerdos. Deja ir junto con él todas las cosas que hizo por ti y todas esas palabras que fueron las culpables de que te enamoraras y que  en estos momentos te encuentres de esta manera, sin querer dejar ir tu pasado y aferrándote a algo que ya no es para ti; algo que ya no existe. No será fácil, todos hemos tenido que pasar por alguna despedida, por alguna desilusión y el dolor que te provoca tener que decirle adiós a una persona que sentías que era para ti, una persona que pensaste que estaría toda una vida contigo. Pero así es la vida, las personas van y vienen, y tenemos que aprender a decirles adiós cuando llega el momento y comprender que las cosas jamás serán para siempre y estar preparados para cualquier dolor que esto nos cause.

Sigue tu vida, disfruta tu tiempo a solas y aprovecha cada minuto para conocerte más, para mejorar como persona y hacer todas esas cosas que no pudiste hacer mientras estabas a su lado, porque no todas las cosas deben ser malas. Saca todo lo mejor de la situación y no permitas que la tristeza y tus pensamientos te hagan sentir mal, sino al contrario que cada uno de los recuerdos que lleguen a tu mente te hagan más fuertes porque sabes que esa etapa ya paso y que es momento de dejarlo ir, momento de seguir con tu propio viaje sin él. Toma todo lo bueno que dejo mientras estuvo a tu lado y desecha todas esas cosas absurdas y dañinas que dejo antes de marcharse. Saca la basura de tu corazón y comienza a limpiarlo para que puedas sentir mejor y puedas sentir menos carga al seguir caminando. No mires hacia atrás porque no vale la pena, el pasado debemos dejarlo donde pertenece… detrás de nosotros y abrir nuestros brazos a lo que ha de venir pensando que las cosas que vamos a tener serán mucho mejor de lo que tuvimos.

Sigue con tu vida y vive al máximo todas esas cosas que quieres hacer; todas esas cosas que te hacen falta por descubrir. Busca tu felicidad y aprovecha la soledad para tratar con ella y conseguir una amistad.



     Compartir         Compartir