No te quedes ahí sentado esperando a que alguien llegue y resuelva tu vida, resulta cada uno de esos problemas que has tenido que enfrentar y te has sentido que no puedes más. Lamentablemente la vida no está hecha para vivirla dependiendo de los demás o esperando que las cosas solo se resuelvan mientras nosotros la disfrutamos. La vida fue hecha para llenarnos de pruebas y llenarnos de caídas para forjarnos cada día y hacernos fuertes.

Dentro de este mundo los triunfadores no se hacen de la noche a la mañana, sino que muchos de ellos tuvieron que trabajar muy duro para subir cada uno de los escalones que los han llevado al lugar donde esta. Aunque también es cierto que muchas personas suben a la sima de la manera inadecuada y con velocidad pero de la misma manera se caen desde el lugar donde están.

1

La vida no es fácil pero es arriesgada para poder vivir y seguir caminando debemos arriesgarnos, intentar todas esas cosas que nos producen miedo, porque sino nos enfrentamos a nuestros propios temores nadie más podrá hacerlo por nosotros. Debemos arriesgarnos y tomar retos sin que importe en lo que tendremos que enfrentarnos para ir aprendiendo a dejar el miedo detrás y que nunca sea una barrera entre cada uno de nuestros sueños. Que no importe lo que piden llegara  decir las personas de ti y de las cosas que quieres conseguir o lograr porque al final de cuenta eres tú quien logrará sus sueños y en cada uno de los procesos solo tú encontrarás la verdadera satisfacción de saber que estás haciendo lo que te gusta y sabes que quizá logres lo que siempre has querido.

La vida no es fácil porque tenemos que enfrentarnos a cosas que muchas veces nos lastiman y suelen quitar las fuerzas. Y cuando las fuerzas se han ido en ocaciones lo primero que hacemos es rendirnos porque no sabemos como enfrentarnos a nuestros propios problemas. Algo extraño en cada uno de nosotros es que en ocaciones somos muy buenos para dar opiniones y consejos para solucionar los problemas de los demás porque somos capaces de analizar bien la situación porque podemos tener nuestra cabeza fría al no ser nosotros los que estamos involucrados en la situación, pero cuando los problemas son de nosotros no podemos solucionarlos porque sentimos que por un problema se nos vienen 4 más detrás de ellos y nuestras cabezas no pueden analizar como deben ser las cosas.

Arriesgarnos para conquistar nuestras metas es lo mejor que podemos hacer e ignorar a todas esas personas que se tratan de interponer en nuestro camino para hacer aún más difícil la vida de lo que ya es, es algo que vale verdaderamente la pena porque no debemos perder el tiempo y energías con personas que realmente no valen la pena que este en tu vida. Así que es momento de comenzar a pensar en lo difícil que es la vida pero sin olvidar que debemos arriesgarnos y tomarla por los cuernos demostrando que somos capaces de salir adelante.



     Compartir         Compartir