La vida como sabemos no es eterna. La vida además de mortal está llena de sorpresas, de fracasos, de alegrías, de tristezas, de dolores, de risas, de estrés, de diversión, así que ¿por qué no disfrutarla? Debemos disfrutar la vida con todo eso que nos entrega, las cosas buenas y malas y la simple razón es porque es la única que tendremos, la única oportunidad que tendremos de hacerlo. No quiere decir que la vida se debe tomar a la ligera porque en ella entre menos errores cometamos mayo será él provecho que le sacaremos; no debemos de tomarla como un juego pero también debemos arriesgarnos y apostar. En cada error y en cada fracaso no debemos quedarnos ahí sino que debemos de aprovechar de ellos, aprender de ellos y tomarlo mejor . No debes dejar que en tiempo te quite todo lo que tienes, no dejes que el tiempo pase y que un día te arrepientas de alguna acción y quieras regresar el tiempo para remediar todos tus errores. La vida solo esta esperando por ti, por tus hechos y respuestas, esta esperando que vivas de la mejor manera y que cada minuto que respires aproveches el momento en el que te en entras aún en esta tierra. No te olvides de agradecer por cada día que tienes la oportunidad de estar a los de las personas a quienes amas y no olvides de pasar con ellos los mejores momentos, no te olvides de disfrutar con ellos cada risa y cada pelea porque puede llegar él día en él que te arrepientas de no haber pasado tiempo con ellos, de no haber hecho un espacio en tu vida para ellos , no dejes que pase el tiempo sin que valga la pena.
Tampoco te olvides de disfrutar de la soledad, de esos momentos que te dan la oportunidad de encontrarte, de conocer tus propios pensamientos. La soledad no siempre es mala porque todos necesitamos esos momentos a solas que nos permiten olvidarnos de nuestros problemas y penas. No siempre estamos obligados a estar siempre acompañados de alguien sino que también debemos aprender de disfrutarnos a nosotros mismos, motivarnos y amarnos. 
En la vida pasamos por muchas pruebas, por muchos momentos tristes y dolorosos. A todos esos momentos que nos llenan de lagrimas y huecos en el corazón debemos sacarles el mayor provecho posible, siempre tomar conocimiento y experiencias de ellos tratando de guardar en el corazón lo mejor de cada una de las experiencias para que en un futuro no volvamos a cometer los mismos errores que causaron toda esa tristeza y momentos difíciles.
Busca cualquier pretexto para tomarte el tiempo de festejar junto con tus amigos y seres queridos. No te preocupes del futuro sino de disfrutar siempre el presente y aprovechar lo mejor posible a todas esas personas que están a tu lado ayudándote y que te apoyan en cualquier momento.  Busca el triunfo en cada paso que des en tu vida pero también busca la humildad dentro de tus acciones siempre apoyando al que esta a lado de ti y esforzándote en subir y echarle la mano al que viene debajo de ti.


     Compartir         Compartir