La vida es de colores, y a veces son colores grises, que te llegan a romper, y sufrirás, sin duda unas cuantas lágrimas saldrán de ti, sentir dolor es inevitable, como ser feliz no es opción, es cuestión de actitud.

Así que deja que caigan las lágrimas, pero debes saber el momento de detenerlas y seguir disfrutando de lo bello que es el regalo de la vida.

abrazo

Mario Benedetti expresa al teoría de que “cuando uno llora, nunca llora por lo que llora, sino por todo lo que no lloró en su debido momento”, así que para todo hay tiempo, sabes, nos deberían enseñar a llora más seguido, pues resulta benéfico y hasta saludable para al alma. Pues la vacías de cualquier resentimiento o dolor, y vuelves a empezar. Lo que no se da en su momento se echa a perder, ya no sirve, da a mor cuando lo sientas y no dejes que se atoren las lágrimas en la garganta.

Generalmente cuando terminamos una relación sentimental, resulta que nos sentimos defraudados, dañados, rotos, y juramos entre llantos que no nos vuelve a pasar, pues el corazón cuidaremos y no lo volveremos a entregar, pero, ¿qué es la vida sin amor?, no dejes que una mala elección te quite las ganas de volver a sentir que flotas, además nada es coincidencia, seguro esa persona te dejó gran aprendizaje, ya sabes lo que no quieres en tu vida, y seguro en algún momento pensante que él era el indicado, que era diferente y eras completamente feliz, acuérdate de eso mientras lloras.

Hay veces que estamos cansados de correr por alcanzar eso que tanto anhelamos, pero al voltear nos damos cuenta que no hemos avanzado, que el camino lejos de ser fácil, es una pendiente espinosa, que nos rasga un pedacito de piel en cada paso, pero… ¿y quién dijo que sería sencillo?, el que lo dijo es seguro porque él, no transitó el camino. Como en todo hay altas y bajas, no permitas que un tropiezo te quite esas ganas de comerte al mundo, ese poder interno que sientes cuando piensas en alcanzar tu sueño, es frustrante, que  en ocasiones sientes no avanzar, suelta tu ira, deja que corran esas lágrimas que en lugar de dejarte vulnerable, te llenan de fortaleza, te despejan el área para que puedas ver con claridad tu destino.

La vida es muy corta como para malgastarla en lágrimas mal aprovechadas, y digo “mal aprovechadas” porque cada sentimiento tiene un origen, y porque, y si en tu ser se asoma una lágrima de tristeza o de dolor, DÉJALA SALIR deja que se vaya y saque lo sucio de ti,  confía más en ti, solo tú sabes que es lo que quieres, y lo que te hará sentir mejor, no busques en alguien más lo que está dentro de ti, a estas alturas de la vida tú eres tu mejor consejera.

manos

Recibe a flor de piel todos los sentimientos que eres capaz de expresar, ninguno es malo, no todos son buenos, simple mente es tu esencia que se desborda de distintas maneras. Piensa en lo feliz que te hizo estar con esa persona, aunque ya no estén juntos, disfruta cada caída por que levantarse es asombroso, cada que recibas un “no puedes”, voltea sonriendo y demuestra cómo es que sí…

Piensa en cada una de estas cosas cuando el camino de la vida se nuble por una gota salada en tus ojos, recuerda que la vida es simplemente hermosa sin importar que la veas a través de unas cuantas lágrimas.



     Compartir         Compartir