Creo que todos alguna vez en nuestros momentos de debilidad o de mayor tristeza hemos acudido a leer algún libro de superación personal, en donde todos los consejos se resumen en un simple “sonríe y piensa positivo y tu vida mejorará”, al menos yo lo intenté durante un tiempo y solo me quedé con una sensación de vacío más profundo, para empezar, no podía entender de donde se puede sacar una sonrisa en medio de un problema grave.

Tratar de sonreír sin una razón es algo que no recomendaría a nadie, pero lo que si es verdad es que siempre tendremos una razón para sonreír se sabemos buscar bien en nuestro corazón, el simple acto de sonreír no te va a solucionar nada, aun necesitarás actuar, pero vamos, es verdad que siempre se tienen mejores resultados cuando intentamos hacer algo sonriendo que llorando o con una mala cara, a menos que lo que estemos intentando sea dar lastima, quizás esa sea la excepción a la regla y ahí si sea mejor ir con el llanto en los ojos, aunque no creo que la mayoría esté buscando dar lastima a nadie.

El cuerpo tiene ciertas conexiones, en las que la mente se relaciona directamente con el cuerpo, de hecho casi todo tiene una repercusión del otro lado, un pensamiento desata ciertos cambios físicos, y cuando cambias físicamente, también cambia de alguna manera tu forma de percibir las cosas, esta es la razón por la cual te recomiendan reír ante las adversidades, cuando ríes, tú le estas mandando un mensaje a tu cerebro “todo está bien”, y segregas un tipo de hormonas que te ayudan a actuar y a concentrarte de mejor manera, digamos que tus recursos se concentran en las áreas donde te pueden ayudar ya sea a pensar mejor o a actuar de maneras más convenientes para resolver aquello que te aqueja.

Por otro lado estar tristes o deprimidos, pone al cuerpo en un estado de supervivencia, en donde todos los recursos se envían a nuestras armas que nos podrían ayudar a sobrevivir ante una problema, tus recursos se van a tus piernas para correr más rápido, segregas adrenalina la cual te convierte en una persona más atenta, más rápida, más fuerte, mantiene todos tus músculos en tensión, y cansa demasiado a tu cuerpo permanecer en este estado, tus pensamientos no pueden ser muy claros, porque tu mente está actuando en modo reflejo, es como si fuéramos asechados por un depredador enorme, eso estaba muy bien para cuando estábamos en calzoncillos de cuero y teníamos que escapar de un tigre de bengala, pero en el mundo moderno no nos resulta del todo practico.

Así que reír si funciona mejor que estar triste o deprimido, yo no puedo decirte cual debería de ser esa razón que te inspire a reír en un momento de dificultad, quizás pueda ser un hijo, alguna experiencia pasada, o el pensamiento de que todo lo que estás viviendo pasará y que después recordarás esa experiencia como algo que incluso fue fácil de superar, por otro lado conseguir ayuda de los demás siempre será también más sencillo su tu carta de presentación es una sonrisa, al final entendí porque las personas dicen que la vida es un espejo y que si le dedicas una sonrisa te la da de vuelta, porque cuando eres capaz de sonreír, tienes los mejores recursos para superar tus problemas.

Autor: Sunky



     Compartir         Compartir