Tu primera pregunta fue si antes de conocerte te he imaginado, permítete poder expresar todo lo que he sentido este último tiempo..
Y es que si, lo he hecho
Imaginé pasar un rato contigo, que me cuentes de tú vida y sonrías al contar una de tus mejores anécdotas
Imaginé caminar contigo sintiendo solamente el ruido de nuestros pasos, quedarme horas reposando en tu pecho mientras acariciaba tu mejilla.
Imaginé llamarte a media noche porque no podía dormir, llenarte de besos cuando estés enojado y reír tanto contigo que supliques que me calle sin duda si enumerara todas las veces que te he imaginado se me iría la vida.

 

Pero a la vista esta que ni cuando pude verte después de tanto imaginarte logre conformarte pero de todos modos quiero que sepas que fuiste el único que me ha hecho sentir de este modo, de la manera en que buscaba sentirme y de verdad agradezco eso aunque tu voluntad no haya sido que naciera en mi tal sentimiento.
Por eso es que hoy tenía ganas de terminar de escribirte lo que no me he atrevido a decirte de frente y es que después de conocerte lo entendí todo .. reprimirme no era la salida fácil ni tampoco la solución.
Estaba dispuesta a tirar la armadura y entregarme sin escudo, de frente.
Dejándome llevar por tu mirada, ponerme de tu bando sintiéndome completamente vulnerable a tí.
A que generaras dominio en mi, a permitirte marcar con tus huellas mi cuerpo porque es de la única forma que entendía lo que quería porque sé que en el único lugar que podía encontrar la respuesta de tal sentimiento era en tus brazos.
Para ser más precisa deseaba ser completamente tuya.

tumblr_static_filename_640_v2
No espero una respuesta de tu parte ni tampoco que salga de ti un juramento de que viviremos una historia donde predomine el romanticismo y la fantasía, creo que solo he imaginado de mas al pretender que después de esto nos quedáramos unos minutos aquí, con los pies sobre la tierra pero con pequeños saltos que me hagan sentir que todo es perfecto en tus brazos, solo deseaba que por momentos me hicieras sentir que tú también lo sentías, al mirarme, al besarme, al sonreír, al cabo de una caricia, que logrará erizar tu piel.
¿Sabes? Logre entenderlo todo cuando mi significado de amar a alguien no englobaba sólo lo físico si no también el pensamiento, la esencia, la intriga por interesarme por lo que podía hacerte bien, por querer indagar más sobre ti, sobre tus dudas e inseguridades, por la mera curiosidad de saber lo que sentías, después de todo he llegado a la conclusión que evidentemente regalarte mi mayor virtud quizá ese fue mi error.

Por: Valeria Duarte



     Compartir         Compartir