En mi mundo todo a perdido su color, todo es sombrío y gris, frio y solo, cada vez se vuelve más pesado incluso el respirar, no tengo fuerzas para sonreír ni de manera fingida, no quiero ser grosera, pero incluso me cuesta ser cordial, no puedo comprender como es que he llegado a esta situación tan decadente, tan triste…

Miro a las personas felices y me siento extraña a esa emoción, pareciera que nunca he podido reír, me siento marchita, sin esperanzas y sin sueños, ya no vivo, solo sobrevivo, pasando como un ente extraño por este mundo, que me parece ajeno, y no sé porque, pero siento que hasta mi llanto se ha secado, creo que ya no soy capaz de experimentar lo que todos llaman felicidad, pues ahora me resulta con concepto extraño, vago, sin definición personal.

dark

Y de repente llega alguien con mucha luz, y no le importa que tan oscuro estas, y se queda ahí, a un ladito tuyo, alumbrándote.

– ¡Vete¡, te digo -Tu no perteneces aquí, tu eres todo lo opuesto a mí, tu solo contestas:

– Yo pertenezco a donde tu estés, no sé cómo, pero solo lo sé,

Insisto y te digo: – ¡puedes ser feliz con quien sea que elijas¡, a cualquiera le gustaría la compañía de alguien como tú, pero no a mi,

De nuevo me miras y me dices: -eres tu mi compañía, tu ausencia me causaría soledad aun en medio de la bruma más extensa de gente.

dark2

-No te acerques a mí, te puedo contaminar. Pero tú no haces caso y solo permances ahí; admito que incluso me molesta que estés a mi lado, siento que acentúas más mi oscuridad, eres una persona que ni siquiera pude soñar cuando estaba bien, mucho menos ahora que ya nada espero de la vida, mucho menos ahora que ya no puedo sentir.

Pero incluso yo comienzo a sentir calor, tu luz que me molestaba tanto, ahora me comienza a resultar cálida, confortable, hermosa. – ¿Eres acaso un ángel?, solo sonríes y me quedo como idiota mirándote, creí que mi obscuridad te iba a contaminar, pero eres tu quien poco a poco me vas cambiando, y es que solo se necesita un pequeño rayo de luz, para rasgar la obscuridad más intensa, no me puedo engañar, me gusta tu compañía, incluso comienzo a salir de mi eterna apatía, algo despierta de nuevo en mi interior, algo que creí muerto, algo que no recordaba que podía sentir.

luz-y-ella

Hoy me he vuelto a arreglar, he redescubierto en un cristal lo bonita que soy, hay un ligero tinte rojizo en mis mejillas, un brillo en mis ojos, un suspiro en mi voz, – ¿Qué se hace en estos casos?, tú de nuevo callado solo me regalas una sonrisa, me abrazas tiernamente y siento un vértigo, un miedo, una ilusión, un lazo, un sueño, me parece como si despertara de una pesadilla, has abierto mis ojos a un nuevo mundo, o más bien diría me has devuelto al mundo, a ese mundo del que me sentía una extraña, ahora aflora de mí unas inmensas ganas de vivir, llena de alegría te tomo en mis brazos, te estrecho fuertemente y puedo sentir los latidos de tu corazón, y es que eres solo un hombre y no un ángel, lo suficientemente loco para haber permanecido a mi lado, lo suficientemente sordo para no alejarte por más veces que te lo pedí, lo suficientemente estúpido para fijarte en alguien como era yo.

hope

Y aun que eres solo un hombre, para mí lo eres todo: eres mi héroe, mi luz, el verano de mi invierno eterno, el calor que descongelo mi corazón, eres el chico más tierno, eres mi ángel hecho hombre, mi dulzura, mi pasión y mi locura, eres todo eso para mí y yo solo puedo decir que soy tuya en cuerpo y alma, seré tu luz, cuando estés sombrío, seré tu calor cuando estés frío, seré tu compañía cuando te sientas solo, seré de ti lo que has sido de mí, seré tu amor y felicidad.

Autor: Sunky



     Compartir         Compartir