Fue así, se conocieron en un momento crucial en su vida; ella llevaba un buen tiempo sola, tenía ganas de enamorarse de nuevo, de volver a amar; él por su parte acaba de terminar una relación tormentosa, a chica de sus sueños, con quien planeaba su vida e incluso una boda, se marchó con alguien más

Él se sentía solo, desilusionado, sin deseo alguno de encontrar a alguien más, pero sin planearlo, sin buscarlo, ambos coincidieron en el lugar más inesperado.

forma de amar

Poco a poco ella se fue enamorando, cada día más y más, se encargó de curarle las heridas, de hacer olvidar las desdichas, de hacerlo reír e impulsarlo a superar ese pasado que le hacía tanto mal.

Él le tomo gran cariño, se acostumbró a su compañía, sabía que ella era parte esencial en su vida; se besaban, se abrazaban, compartían las sabanas, pero él no estaba seguro de amar de verdad.

¿Qué somos? preguntaba ella

 

Él nunca sabía que contestar, necesito un poco de tiempo, aun no me siento listo, esperemos un poco más.

  

 

Ella siempre paciente, siempre creyente de que con el tiempo el terminaría por enamorarse, creyendo que su amor sería suficiente para quitarse la armadura y enamorarse una vez más.

Así pasó el tiempo, ella siempre dispuesta a dar más y más, sin miedo al tiempo queriéndolo, rechazando a aquellos le ofrecían eso a lo que él tanto le temía.

tu manera

Pero un día por azares del destino, el conoció a alguien más, una persona que sin tanto esfuerzo, llegó a moverle el  piso, a romper sus barreras, sin proponérselo, él se logró enamorar.

Él se sentía culpable por o poder corresponder al amor que ella le brindo, no quería herirla ni lastimarla, ni mucho menos hacerla llorar, ella que curo sus heridas, que arreglo sus alas, a ella que le amaba de esa manera incondicional

Esa tarde se vieron para hablar, él decidió ser sincero, decidió hablar con la verdad

Lo siento, no puedo me he enamorado de alguien más

Ella con llanto en los ojos le pregunto… ¿Qué te dio ella que no te  haya dado yo?,  ¿porque a pesar de todo lo que tengo no logre despertar en ti un poquito de amor?

infieles

El seguía sin tener respuesta, tampoco entendía el porqué. La quería y odiaba ser el cúlpable de sus lágrimas, pero sabía también que ella merecía un amor mejor, un amor que se entregara de la misma forma en que lo hacia ella, un amor infinito, un amor incondicional.



     Compartir         Compartir