Hoy te vas en busca de tus sueños, de tu tan anhelado deseo de conocer el mundo, hoy te vas dejando a tu familia, tus amigos, tus trabajos, tu vida y a mí atrás. Te vas sin destino, sin tiempos, sin planificación, te vas sin saber si vuelves.

Si pienso en el ayer son más los años que pasamos separados que juntos, son muchas más las noches que te extrañé que las que te tuve, sin embargo, siempre te sentí ahí, siempre supe que estabas a más o menos kilómetros, pero en el mismo lugar. La seguridad que me daba saber que con un mensaje podía tenerte en mi cama… esa seguridad es la que hoy se escapa y en mi interior me dice que llegó la hora de la despedida real.

Nunca imaginé sentirme atada a un amor de adolescente que hoy ya siendo adultos me persigue.

Me alejé de la ciudad con el objetivo de olvidarte, viajé, soñé, me creí libre, pasaron otros hombres, intenté otra relación, pero no lo conseguí… ese amor de adolescente parecía nunca dejarme.

Cuando nuevamente coincidimos, cuando decidí volver creyendo que ahora sí esta historia iba a tener el final que tanto deseaba, cuando estaba decidida a todo con vos, cuando la imagen de aquel adolescente había cambiado a la de un hombre, cuando creí que estábamos en el momento justo de comenzar a construir un futuro juntos… me dijiste me voy…

Estos últimos días he intentado no pensarte con el objetivo de acostumbrarme a tu falta, pero te escribo cada noche que me invaden estas ganas inmensas de poder pasar todo el tiempo posible con vos… y respondes… como siempre respondes.

Siempre imaginé otro final para nosotros, siempre creí que la viajera y soñadora era yo, que iba a ser yo la que te dejara para recorrer el mundo, porque siempre te mostraste tan calculador.

Hoy te despido, hoy te digo que no te espero, hoy me atrevo a confesar que fuiste mi primer y único amor, pero me despido con la cabeza alta, con la sonrisa de los recuerdos, las lágrimas de lo que no pudo ser y el quizás de lo que podría haber sido… hoy te digo adiós y buen viaje.

Por: Orca



     Compartir         Compartir