Después de tanto tiempo arrastrando esta relación en mi corazón, hoy por fin puedo decir que ya no me importa con quien estés, a donde vas, lo que sientas o dejes de sentir, ya me vale en realidad, has dejado de ser la constante en mi mente, ese pensamiento al despertar, ese suspiro en las noches frías, haz desaparecido de mis expectativas, de mis sueños y de mis planes para el futuro.

Por fin puedo decirte con seguridad que no me interesa verte de nuevo, tampoco es que me afecte encontrarte por la calle solo o acompañado de alguien más, y si tu no quieres verme hazte a un lado, porque te aseguro que yo no te iré a buscar.

He dejado de hurgar en mi pasado, removiendo momentos lindos que vivimos para hacerte una estatua, como si te la merecieras, como su hubieras sido un héroe o algo parecido, simplemente te he bajado del pedestal donde yo misma te subí, por fin puedo decir que has perdido toda esa fuerza que tenías sobre mí, por fin tus palabras son un susurro que se pierde en el viento y no me pueden alcanzar.

Aunque es verdad que por mucho tiempo esperé que reaccionaras, anhelando tu regreso, clamando al cielo que recapacitaras, debo aceptar que la mejor parte de nuestra relación sucedió solo en mi mente, los mejores besos, y caricias solo me las hiciste en mis sueños, de alguna manera me mentí a mí misma, porque en mi mente esos momentos que vivimos juntos eran más intensos de lo que fueron en la realidad, no sé por qué hice esto de engañarme para quererte más, pero una vez que entendí el poder que yo te había dado, también te lo pude quitar.

Tú has dicho que me superaste en el preciso instante en el que te fuiste, pero te he descubierto rondando cerca de mí, de hecho, al principio eso me daba la esperanza de que quizás querías regresar, me confundía a mí misma, pero hoy lo único que quiero es terminar de limpiar mi corazón y mi mente de ti, sacar los escombros de todos los planes que habíamos hecho juntos, todos aquellos que cayeron a pedazos en el momento en que tú fuiste.

Hoy puedo decir que por fin te he superado, tu herida me ha dejado de doler, espero que sea verdad que me superaste también, porque a mi lado ya nunca podrás volver.

 

Autor: Sunky



     Compartir         Compartir