al vez el destino hizo que nos cruzáramos una vez más y estuvimos ahí a un metro de cada uno. Vos siempre con tu hombría resaltando por cada poro de tu piel y yo muy tranquila como jamás. Debo admitir que ya no sentí nada, ya no estaban esas ganas de tenerte conmigo. No sentía la necesidad de hablarte con cualquier excusa solo para estar a tu lado. Y sabes algo? Todo fue tu culpa, fuiste el dueño de mi corazón y el mismo que hizo que mi amor muriera. El único capaz de enamorarme y partirme en dos. Creía en nuestro amor, me entregué por completo y me fallaste como nunca nadie lo había hecho. Tu partida me dejo heridas que aún no puedo sanar, me negaba a dejarte ir y a perder lo poco que habíamos construido en dos largos años, pero tus mentiras hicieron que me alejara cada vez más. Te lloré como a nadie, te supliqué que te quedaras a mi lado, pero ya era tarde, nada te hacía entrar en razón. Ahí fue cuando me di cuenta que tu amor nunca existió, todo era una farsa, decidiste dejar tirado todo el amor que te había regalado.

Me dolió infinidades creer que nunca me quisiste y que todo lo vivido, para ti no significó nada; así también me costó ponerme de pie, levantar cada pieza y repararme completamente. Recuerdo muy bien aquel día en el que decidí a dejarte atrás, era una noche de verano, sequé mis lágrimas luego de haberte llorado, me miré al espejo y me prometí nunca más llorarte ni mucho menos buscarte y así fue. Una tarde regresaste como si nada hubiera pasado, pidiendo perdón y creyendo que me lo debías. Pero me encargué de dejarte en claro que eso era lo que menos necesitaba en ese momento, yo ya me había convertido en una mujer fría sin sentimientos e incapaz de volverse a enamorar.

tumblr_o3k49hsYlT1tsdsg2o1_500

Trataste de que recordara todo lo vivido y no niego que lo hice pero hoy puedo decirte que ya no fue lo mismo. Mi amor por ti murió aquel día en que decidí dejarte atrás. Recuerdo que siempre decías que me amabas por la gran mujer que era y admito que estando contigo hasta llegué a creer que era “poca cosa” hoy me doy cuenta que soy mucho mejor de lo que piensas. Soy una mujer fuerte que aprendió a salir adelante a pesar de todo lo vivido. Hoy te digo desde lo más profundo de mi corazón que esto es lo último que te escribo, no dedicaré mis palabras a alguien que jamás me valoró. Hoy por segunda y definitiva vez te digo adiós.

Por: Franca Juarez



     Compartir         Compartir