Porque quiero, porque puedo y porque debo.

Porque de entrada no eres un hombre serio, alguien en quien se pueda confiar, alguien dispuesto a amar, no eres un hombre al que se le pueda entregar el corazón.

Hoy me permití cerrarte las puertas de mi corazón y de mi hogar, ya no entrarás como un ladrón a hacerme única y exclusivamente el amor y es que ¡sabes!… yo deseo compartir con un fiel amante palabras y una taza de café, no el sueño apenas quede satisfecho de placer, quiero un hombre que me observe después de hacerme suya, que bese mi frente y en sus brazos me haga sentir segura.

sleepLove

Hoy me permití ignorar tus mensajes, no habré de responder ni uno más. No caeré de nuevamente rendida ante tus insinuaciones, no habré de cometer más errores aunque te confieso fuiste entre todos el mejor.

Pero no, porque hoy me permití ser primero yo, después yo y al final yo. Porque me he cansado de ser un maldito aeropuerto al que apenas llegas, te vas y a los días vuelves. No permitiré que sigas rasgando mi corazón, porque ya no deseo más sexo, quiero aprender a hacer el amor, porque si no eres tú, será alguien más quien me quiera, me valore y por mí se la ha de jugar.

Hoy me permití mandarte al carajo, me he cansado de niños, de juegos, de visitas nocturnas y noches sin sentido. Hoy quiero un hombre de verdad, de los que sí están dispuestos a amar.

smile

Hoy me decidí anteponer mi felicidad y es claro que esta no quieres ser tú y es que eres incapaz de arriesgarte, de jugártela, de comprometerte, eres incapaz de querer a nadie que no seas tú o más bien te aterra la idea de que te quieran como ni siquiera tú mismo te quieres.

Pero… ¡ya no más! Porque sé que merezco a alguien que sepa querer como yo, merezco a alguien que me lleve de la mano y me muestre ante el mundo, que se sienta orgulloso de que yo esté a su lado, un hombre capaz de mostrarse vulnerable ante mí pero con la suficiente fuerza para protegerme incluso de mí misma.

Hoy me permití dejarte atrás, dicen que cuando uno suelta lo mejor está por llegar y sé que así será. No te quiero más en medio de la puerta estorbando. Hoy me he armado de valor y he decidido a arrancarte de mi corazón.

hug

Hoy me permití mandarte al carajo porque quiero ser feliz, porque puedo encontrar a alguien mucho mejor y porque debo hacer por mí lo que nadie más hará y, eso hago, voy en busca de mi felicidad y ¡querido, esa no eres tú!

Autor: Stepha Salcas

Derechos de Autor.



     Compartir         Compartir