Tengo ganas de ver mi vida diferente, tengo ganas de sentir que soy feliz y sentirme plena con lo que tengo, pero por ahora no es así, no sé cuál sea la razón me siento frustrada y veo que mi vida no toma rumbo.

Quisiera ser como tú, tener el valor de buscar a alguien y empezar de nuevo, entregarme perdidamente y olvidar todo lo que duele. Lamento decirte que no es así me dueles de tal forma que no me dejas avanzar, mi frustración es culpa tuya porque jamás tuviste el valor de poder hablar conmigo y de cerrar nuestro ciclo.

Jamás me aferraría a algo que no pudiera ser, pero es que tú te metiste de tal forma que llegaste a cambiar toda mi vida, por un momento en la vida me sentí especial y deseada, pero todo terminó en un abrir y cerrar de ojos.

Me duele tanto ver qué empezaste una nueva vida, que alguien más está contigo compartiendo momentos y viendo tus ojos todos los días, me parte el corazón no poder ser yo y quisiera aferrarme a todo eso, pero no puedo, tu recuerdo me está matando lentamente.

Me valoro como persona, pero creo que hay un momento en la vida en que esperas sentirte plena y feliz, lamentó decir que estos últimos meses después de que partiste no me he sentido así, quisiera regresar el tiempo valorar los momentos vividos y luchar hombro con hombro para seguir juntos.

Desgraciadamente fui yo la que decidió que esto llegara a su fin, sin embargo, me sentí fuerte y muy capaz de superar tu partida, mientras tú sufrías por mi yo era la persona más feliz y más valiente pero cuando tú decidiste dejar de buscarme y olvidarme, la vida me abofeteó.

Fue el momento en que la vida me hizo valorar lo que realmente tenía, no sé si lo que hice fue lo correcto solo sé que me sentía abrumada por no recibir lo que merecía.

Me entregue a ti sentimentalmente sin detenerme en ningún momento, sin pensar que esto llegaría a su fin y apostando todo en esta relación, pero ningún esfuerzo valió la pena, no pude hacer que tu sintieras lo mismo que yo.

Hoy quiero cerrar mi corazón más que nunca, no quiero seguir sintiendo dolor, quiero despedirme de ti, de tu aroma, de los recuerdos.

Quiero seguir adelante y no mirar atrás, no quiero recordar aquellos amores que nunca fueron, solo quiero y tengo la necesidad de estar tranquila conmigo, de tener una vida feliz y plena donde las personas que más quiero estén a mi lado.

Quiero encontrar el rumbo correcto y encontrarle sentido a mi vida, quiero encontrar el amor y caminar de la mano con él por lo que me resta de vida, compartir momentos únicos e inigualables y jamás recordar esos momentos que en su tiempo me rompieron el corazón.

Quiero sanar mi alma y dejar de sentir odio por otras personas, quiero dejar de sentirme menos por no tener lo que ellos tienen y por querer una vida tan perfecta como la de ellos. Solo quiero crear mi propia historia, sentirme orgullosa de lo que puedo llegar a lograr y saber que cumplí con lo que toda la vida soñé.

No es fácil crear una vida “perfecta”, a pesar de eso sé que la vida tiene que tomar su curso, que las cosas tarde o temprano llegan y que todo toma forma después de un tiempo, que por ahora puedo estar desesperada y angustiada, pero al final abriré los ojos y me daré cuenta de que cada uno va luchando sólo ante la vida, construyendo su propio camino.

Es válido sentir temor ante las nuevas etapas y circunstancias que la vida pone, pero creo que siempre tenemos que ir por la vida con la cara en alto y aprendiendo de cada tropiezo que tenemos, porque nada ni nadie se detiene todo sigue su curso.

Quiero cerrar ciclos y empezar una nueva historia, una historia en la cual no estarás. Solo sé que a partir de aquí se terminó tanto sufrimiento por ti, que, así como tú empezaste una nueva vida ahora es mi turno de ser feliz y tratar de olvidar el pasado y solo vivir el presente.

Por: Sophie



     Compartir         Compartir