Me dejaste  moribunda,   con la fe hecha pedazos, tan perdida…

Me  conociste siendo casi una niña, tan ingenua, tan absorta en tu sonrisa; tú eras un experto en los juegos del amor, y sin poder evitarlo, caí rendida ante tus palabras, ante tus promesas, esas que me colocaban en las nubes, que me  ilusionarón falsamente, pero que terminarón por provocar en mi incontables  lágrimas , largas noches de tristeza y agonía.

sin tus caricias

Cometí el error de construir castillos en el cielo, sin red de protección, pues nunca contemple la posibilidad de la caída, del dolor del golpe contra el suelo.

Y así me vi de pronto, con las heridas provocadas por el impacto; me sentí morir, me sentí vencida, tú tan alto, yo caída, y sin embargo aun sin comprender la maldad de tus actos, la crueldad de tus mentiras.

No te mentiré, he pasado largas noches de llanto, de angustia, no ha sido nada fácil reconstruir  las ilusiones rotas, esos sueños que me inventabas, pero que fueron solo míos, pues para ti, todo fue un vil juego, un cruel engaño.

  

Han pasado muchos días, aún no he sanado por completo, aún me dueles, aun te extraño, aún te pienso, pero si un día te da por extrañarme, por añorar mi sonrisa, esa que era solo tuya… por favor, no vuelvas, porque corro el riesgo de volver a confiar en tus promesas que solo saben ser mentiras

No, no seas tan cruel, no vuelvas más, déjame asumir que lo nuestro se acabó, déjame borrar poco a poco el recuerdo de lo que vivimos, de lo que pasó, sé que el tiempo será bueno y me ayudara a borrar las besos, a olvidar las noches en tus brazos, a olvidar todas las caricias.

Por favor no pienses en volver, porque me bastaría una sonrisa para ceder, hazlo por mí, dame la oportunidad de ser feliz sin ti.

no vuelvas ya

Dame por lo menos, un poco de tiempo para construir mis alas, para volver a creer en mi misma, dame un poco de tiempo…

Nos prometo no ser la misma, me prometo ser una mujer fuerte y vencedora a la que ya no le has de doler.

Escrito por:    Señorita Libélula.

 



     Compartir         Compartir