Es cierto, te quise, y sé que también me quisiste, fueron muchos momentos buenos los que pasamos juntos, tantas risas, tantas caricias, tantos momentos de felicidad. Tengo que admitir que me resulta muy raro no tenerte cerca, no percibir tu aroma, no sentir tus manos tocando las mías, aún espero en las mañanas tus mensajes de buenos días, pero ya no llegan más
Lo cierto es que aunque me cueste aceptarlo, tengo que guardar los recuerdos de este amor, todo lo que antes fuimos, lo que hoy ya no.  Por mi bien, por mi tranquilidad, no puedo atarme al pasado, ni al recuerdo de  los besos que ya no me darás.

libre soy

Podría tirarme al drama, a la melancolía, pero creo que en esta vida hay que aprender a aceptar, las personas vienen y van, pero sin duda, algo de si dejan, algo que nos marca, que en la memoria se guarda. Yo conservo tu mirada y tu sonrisa, es lo único que quiero guardar, me despido de ti, de todo lo que me hizo mal, sin rencores, sin reproches, que de nada me sirven ya.

Aun no sé a ciencia cierta, como se cierra el ciclo, como debo actuar, pero de lo que no me queda duda es que no me quiero estancar; hoy que te tengo lejos, necesito sentir la libertad, caminar a solas, sin prisa, sin tener que dar razones ni sacar conclusiones, tan solo andar.

  

Ahora que lo pienso bien, tengo tantas cosas por hacer, reencontrarme, suena triste pero estando juntos dedique mi tiempo a complementarnos, a acoplarnos juntos y olvide el rumbo que quería tomar.

Aquí estoy de nuevo, como un ser completo, sin ganas de dramas. Me he secado el llanto, y he pensado tanto en lo que me falta por vivir, he comenzado a planear mi viaje, a preparar las maletas, ilusionada por las metas que me faltan por cumplir.

empezar

He quemado las naves, te he dejado ir, sin olvidar todo lo que a tu lado aprendí, ya no lloro, ni te imploro, solo te agradezco el tiempo, por la historia que escribimos juntos, por los obstáculos que a tu lado supere y porque después de tu ausencia entendí la verdadera fortaleza que hay dentro de mí, por supuesto no todo es tu merito, pero tienes tu parte y sé que en donde estés sabes que soy feliz.

Ya no me queda duda que me quedan tantas cosas por vivir.



     Compartir         Compartir