Todos hemos escuchado que todo el mundo busca su propia felicidad, pero no te das cuenta de que tan falsa es esta frase hasta que te topas con el amor y te das cuenta que por él entregarías todo lo que fuera por verlo feliz, entregarías cualquier cosa por ver feliz a esa persona a quien amas. Incluso estas dispuesta entregar tu propia felicidad con tal de no ver sufrir a esa persona que al ser feliz te hace ser feliz a ti también. Cuando te enamoras te das cuenta que ver feliz a la persona que amas automáticamente eres feliz junto con ella. Aunque muchas de las veces necesitas sacrificar tu sonrisa por un par de lagrimas con tal de ver feliz a la otra persona.

¿En qué consiste la felicidad? No sabemos qué es la felicidad, cómo definirla y atraerla en el momento en que más lo desees. No sabemos como buscarla y como encontrarla para nunca más dejarla ir. No sabemos en ocaciones entregar nuestra propia felicidad hasta que encontramos a la persona que realmente vale la pena para nosotros sin importar que nadie más lo vea, nadie más lo entienda. Queremos estar ahí para esa persona y n nos importa lo que tengamos que pasar para que esa persona no se sienta sola y tenga todo lo necesario para ser feliz.

1

Cuando encontraos a esa persona amada entendemos lo que es dejar soltar, dejar ir la felicidad a lado de una persona con tal de ver una sonrisa en el rostro de la persona que en ese momento se vuelve la más importante en la faz de la tierra para ti. Cuando estamos enamoradas entregamos todo por esa persona sin darnos cuenta, pero cuando pasa el tiempo y es demasiado tarde para que te des cuenta has ya entregado todo lo que tienes por el amor que en ese momento pensaste que lo era todo.

En ocaciones vale la pena entregarlo todo, pero en algunas otras ocaciones y lo sabemos, sabemos que no valió la pena perder el tiempo intentando obtener la felicidad de la persona que irónicamente te hacía tan feliz. Sabes que estando a lado de esa persona eres feliz pero cuando te das cuenta que estar a tu lado no es lo que esa persona busca, y que estando a tu lado ella no encuentra la felicidad, ahí comprendes que estas haciendo las cosas mal y siendo un poco egoísta. Es por eso que al final de cuentas preferimos dejar nuestra felicidad con tal de que esa persona pueda encontrarla.

El dejar ir a esa persona no significa que nos quitará la felicidad hasta el final de nuestros días, quizá no la quito por un momento pero la esperanza no debe morir, no debemos dejar de pensar que quizá ese no era el momento para ser feliz, pero que quizá en algún momento podremos ser felices a pesar de que esa persona ya no este cerca ni sea nuestra propia felicidad. Al final de cuentas no esta mal que dejes de ser feliz por un momento mientras encuentras a esa persona que será tu felicidad y tú serás la de ella.



     Compartir         Compartir