La convivencia diaria puede parecer todo un reto porque implica adaptación y respeto. Las relaciones pueden tornarse ásperas con ciertos hábitos que provocan infelicidad con tu pareja, pero ¿cuáles son estos?

“Los problemas de pareja surgen por situaciones de convivencia o contexto social y se manifiestan al vivir juntos. Es importante saber qué espera la persona cuando inicia la relación durante el noviazgo, antes de llegar al matrimonio”, explicó Rubén Castellanos, psicólogo clínico del Centro de psicología Aarón Beck, de Granada, España.

Hábitos que hacen infeliz tu relación

De acuerdo con Kevin D. Arnold, presidente del Council of Specialties in Professional Psychology, existen acciones y costumbres como no encontrar espacios para la intimidad o culpar a la pareja de todo que pueden causar infelicidad en la relación. Estas son algunas, publicadas en Salud 180.

1. Egoísmo. Anteponer el interés personal en la relación es la causa de que las parejas sean infelices, cuando vivir en pareja debería significar compartir momentos y decisiones juntos; así como consultar temas importantes.

2. Querer cambiar al otro. Hacer que el otro cambie, ajustarlo nuestra forma de ser y pensar conduce a una verdadera frustración que acaba por desgastar la relación. El que una pareja se ame no significa que tengan que coincidir en todo, esa diferencia puede enriquecer la convivencia.

3. Rencor. Es normal que surjan los conflictos, por ello la manera más acertada y amorosa de resolverlos no es cobrando revancha o venganza. Arnold sugirió tener la disposición para ceder, es más sano verlos como la oportunidad de aprender de los errores.

4. Hacerlo sentir culpable. Para justificar alguna situación desagradable o error es más fácil encontrar a un culpable, ante esta situación lo mejor es ocuparse con la pareja para arreglar el hecho.

5. Desatención. Cuando se van acabando esos espacios íntimos, por las presiones del día a día, que había al iniciar la relación se genera una distancia que termina por enfriar la relación. Lo ideal es seguir disfrutando de esos momentos de intimidad y hacer todo lo posible por apartar tiempo de calidad a su lado.

Si realizamos esfuerzos para cambiar este tipo de hábitos o actitudes no solo se fomentará el respeto de la pareja, también se cultiva la felicidad que podría llevar a relaciones más duraderas.

Fuente: Salud180



     Compartir         Compartir