En mis pensamientos aún no puedo creer en lo que nos convertimos, en el grupo de 360 grados que dio nuestra amistad. No me arrepiento de nada de lo que he pasado a tu lado porque me encanta el pensar que estás ahora aquí a mi lado como lo has estado durante tanto tiempo brindándome tu amistad, pero ahora, ahora existe algo más entre tú y yo.

Muero por verte y poder colocar tu rostro sobre mis manos mientras puedo ver tu mirada con delicadeza. Muerto de ganas de estar rodeada por tus brazos y poder besarte sin parar mientras siento la suavidad de tus labios rozar los míos. Me encanta estar a tu lado y me encanta pensar en lo que hemos tenido que pasar para encontrarnos de esta manera, para descubrir que entre nosotros dos existe más que una amistad.

Hace tan solo un tiempo sentía que no había otra persona que pudiera entregarme una amistad tan pura como la tuya, que no existiría otra persona con la que pudiera confiar como confío en ti. Ahora pienso que no podría encontrar a otra persona que sea tan perfecta para mí como lo eres tú, que no podría encontrar a otra persona a la que pueda querer como te quiero a ti y con la que pudiera pasar las horas a su lado como las paso contigo. Solo sé que quiero estar a tu lado y que me alegro de que la amistad se haya convertido en amor sin extinguirse por completo porque sigues siendo tú mi mejor amiga y quiero seguir siendo yo esa confidente, esa persona que estará ahí para ti a pesar de todo y de todos. No puedo explicarte todo lo que me haces sentir con tan solo mirarme, con tan solo estar a mi lado y regalarme tu tiempo y tu atención. Te conocí como mi amigo y ahora es magnifico que pueda conocerte como un amante. Es interesante entrar por la puerta de tu corazón y conocer esa lado tuyo que como amiga no podía explorar. Eres el mismo a pesar de que ahora estas a mi lado no solo como un amigo sino también como un amante. Quiero estar a tu lado y quiero apoyarte como siempre lo he hecho, quiero ser tu amiga y confidente pero a la misma vez quiero ser esa mujer que llena tus sueños e ilusiones. Quiero ser esa mujer que te enseñe el amor como nunca lo has conocido; quiero ser yo quien te amé y llene tu corazón y tu mente por completo.

Es extraño saber que a tu lado siempre estuvo esa persona que te haría tan feliz, esa persona que te llenaría de esperanzas y de esas cosas que solo el amor puede brindarte. Es increíble darte cuenta que a tu lado siempre estuvo tu media naranja, esa persona que podría convertirse en el amor de tu vida y la persona con la que quisieras compartir tu vida entera. Gracias por ser mi amigo durante tanto tiempo y gracias por seguir siéndolo aún como amante.



     Compartir         Compartir