ES CURIOSO, COMO ES QUE NOS AFERRAMOS TANTO A UNA PERSONA,SABIENDO INCLUSO, QUE NOS HACE DAÑO.

Por mucho tiempo luche contra tu indiferencia, hice de todo para que quisieras quedarte a mi lado, para que no te fueras, soportando tu falta de amor, tu indiferencia.

Pero la realidad es que luchaba contra mí misma para no quererte, para que ya no me dolieras, traté de convencerme, pero no funcionaron mis estrategias; hasta que un día, el menos pensado, fuiste tú el que tomo la iniciativa y se largó de mi vida.

escribir

En primera instancia, me sentí extraña, pero con el paso de los días, descubrí que nada me faltaba, me había ya acostumbrado a tu  falta de atención, a tu ausencia, a tus migajas de amor.

Sentí un poco de tristeza al reconocer que te permití hacerme infeliz; de pronto me descubrí sintiéndome relajada, liberada de ti.

Después de todo, agradezco tu partida, que hayas tenido tú el valor que a mi faltó para decirnos adiós, te agradezco por dejarme avanzar, te agradezco por darme muchas oportunidades más para ser feliz de verdad.

 

Gracias por marcharte.

 



     Compartir         Compartir