No puedo negarlo, se me nota de igual manera, sí, te extraño… extraño tu voz ronca en las mañanas, tu susurro suave en las noches, cuando llegabas y el sueño me había vencido, pero no era impedimento para que me besaras despacito y me dijeras el infaltable “te amo” antes de irte a dormir.

Extraño cada centímetro de tu cuerpo, extraño tus manos entrelazadas con las mías, extraño verme reflejada en tu mirada, cuando me veía ahí, era cuando podía asegurar que mi camino mejoraría, que todo iba a estar bien, pues tú me llenabas de seguridad, me hacías sentir que todo lo podía, y estando contigo sí podía.

love, couple, and boy image

Extraño esos días en los que te levantabas del lado contrario de la cama, esos en los que te la pasabas de malas, en los que de todo te quejabas y en los que me dejabas ayudarte, me gustaba ponerte de buenas, me encantaba saber que yo era el motivo de tu risa.

Extraño esas guerras de besos, esos detalles sin motivo aparente, extraño como te empeñabas en enamorarme cada día, extraño que contigo, no había rutina, pues te encargabas de hacer algo nuevo todos los días…

Extraño las palabras que salen de tu boca, esas, en las que me asegurabas que siempre ibas estar ahí para mí, esas frases que me llenaban de ilusión, extraño esos mensajes a media tarde que me hacías para asegurarte si había comido ya, extraño tu dedicación en cuidarme cuando me sentía enferma. Extraño esos abrazos apretados, en los que me decías que nada nos iba a separar, que lo nuestro era más solido que el iceberg que hundió al Titanic, extraño contarte mis sueños, oír los tuyos, y que los convirtiéramos en mentas, extraño que juntos nos alentáramos para alcanzarlas.

Pero lo que más extraño es a ese hombre maravilloso del que me enamore, extraño a ese hombre que me llenó de ilusión, de ese, ya no queda nada en ti.

love

No te extraño a ti, extraño todo lo que me hiciste sentir, te idealicé, creé una persona que no existe, solo estuviste e m i mente, de eso ya no queda nada…

Esa persona a la que amé con todo mi ser, ese no eres tú, no te extraño a ti, extraño al amor de mi vida,  no al que me vendió falsas promesas.

Ahora ya sé lo que quiero y no eres tú.



     Compartir         Compartir