¿Alguna vez has pensado que tienes mala suerte en el amor? ¿Que el amor te da esquinazo y no quiere saber nada de ti? Pero… ¿Estás segura que es por culpa de la mala suerte? Vamos a analizar posibles causas que pueden hacer que sientas esa mala suerte y poder volver a empezar.

Recuerda que para tener mejor suerte debes saber que eres tú misma quien trabaja por su propia suerte sentimental. ¿Cómo? Teniendo en cuenta tus actitudes, tus gestos y sobre todo, teniendo en cuenta tu inteligencia emocional.

Baja autoestima

Tener un bajo autoconcepto de ti misma hará que tengas una imagen distorsionada de la realidad. Estoy segura que eres una persona muy valorada por tu familia y por tus amigos, así que empieza a verte con esos buenos ojos.

Si continúas con tu bajo autoconcepto seguirás pensando de forma negativa hacia tu persona y eso hará que tus relaciones personales se vean perjudicadas, porque para que te quieran, primero debes quererte a ti misma.

Prejuicios

Si eres una persona que acostumbra a tener prejuicios negativos de todas las situaciones es muy probable que tu realidad se vea distorsionada y te cierres puertas sin darte cuenta a nivel emocional.

Por ejemplo, si piensas que si tu pareja no tiene dinero no pueden ser felices, estás anteponiendo lo material al amor, o si crees que por tener más edad que tú ya son incompatibles, se te olvida que existen muchas parejas muy felices sin tener en cuenta la edad.

existe-la-mala-suerte-en-el-amor-2

Mucho trabajo, poco tiempo

Si eres una persona centrada en tu trabajo y tienes una rutina muy marcada es difícil que te salgas de ella a no ser que sea algún caso especial, ¿verdad?

Piensa que si siempre estás siempre encerrada en los mismos lugares y círculos será difícil que conozcas a gente nueva para iniciar una relación.

Demasiadas expectativas

Es bueno ser exigente en el amor, pero las expectativas es otra cosa muy diferente. La perfección en el amor no existe y por eso debes renunciar a ese príncipe azul que sólo existe en tu mente. No es justo para la otra persona que tenga que pasar un examen emocional sólo para que te guste más o menos.

Víctima

Hacerse la víctima y pensar que todas las relaciones que has tenido han acabado mal te hará atacarte a ti misma y creer que siempre tendrás mala suerte en el amor. Antes de pensar así, intenta cambiar lo que falla en ti.

 

Fuente: imujer



     Compartir         Compartir