Cuando me dijiste que me querías, debí haberte preguntado, ¿para qué?

Porque si hubiese sabido que me querías para hacerme tanto daño me habría ahorrado tantos malos ratos.

Y aunque me hayas hecho esto, lo que no puedo negar es que te amo, no le das a alguien que no quieres la capacidad de destruirte, y si, odio hacerlo, pero lo hago, luchare con todo mis fuerzas y mi ser para que esto pase, si lo supere una vez, puedo volver a hacerlo.

Pero si te dedico estas últimas palabras es para decirte que dejes de engañarte a ti mismo, nunca me quisiste, ni me quieres ni me querrás.

Y aunque te sientas presionado y lo veas todo nublado si existía la vía de escape, si fuera verdad todo lo q me decías, que conmigo era diferente, que querías hacerlo todo bien, que me querías, que me amabas… (cosas que tu juras que si lo son), podrías no haber vuelto con ella ya que según tú te trata mal, o en verdad dejarla (y no solo negarla) para estar conmigo, luchar por mí.

Pero no hiciste ninguna de las dos, porqué los dos sabemos q eres cómodo, cobarde y al fin y al cabo debes amarla para aguantar todo lo que según tu ella te hace. Y no creas q me chupo el dedo, en el fondo creo que lo sabía, sabía q ibas a verla y sabía que seguías con ella porque hoy vi que seguías llevando aquel anillo que ella te dio.

Solo te escribo esto para que te sacudas y no te engañes pensando o diciendo que me querías porque nunca lo hiciste, por lo tanto no tienes por qué decirle a ella lo que hacías conmigo, dile la verdad, dile que jugaste, que fui tu juguete, un escape para cuando ella no estaba a tu conveniencia, un coqueteo, un desliz, que no significo nada, que nunca me quisiste como a ella, un pasatiempo, sabías que podías hablarme a cualquier hora y yo contestaría.

e8c17a8c725f907f75dc7cddb9d6bc82

Me manejabas como querías, solo era alguien que te escuchaba, alguien con quien desahogarte al igual que si escribieras tus miedos y pesadillas en un papel, pero fuiste tan egoísta que no elegiste el papel, elegiste mi compañía, mi hombro para llorar, me enamoraste, y me ilusionaste sabiendo que todo lo que decías nunca se iba a cumplir y aun así, hasta lo último te atreves a decir q me quieres, no te engañes, jamás lo hiciste.

Por todo esto, espero que esto no sea como las otras veces, esta vez espero que no vuelvas a asomarte ni por casualidad en mi vida, no puede ser q me veas la cara de estúpida tantas veces. Ya no.

Por: Gabriela A.



     Compartir         Compartir