Sabía lo mucho que la querías.Sabía lo importante que era ara ti a pesar de que ella no te valoraba, a pesar de que tu querías estar  su lado a ella nunca le importo. Nunca le importaron tus sentimientos, tus palabras y todas esas cosas que hacías para ganarla, para demostrarle lo mucho que te interesaba. A pesar de que sabía tus sentimientos hacía estuve a tu lado cuando ella no quiso estarlo.

Me atreví a confesarte todo lo que siento por ti y lo mucho que daría por hacerte olvidarla, por tomar su lugar en tu corazón porque estoy segura que yo sería feliz estando dentro de tu corazón y me dieras la oportunidad de sentirte mío y estar a tu lado. Nunca lo permitiste y preferiste esperarla a pesar de que sabías que no había ninguna oportunidad para que pudieras estar con ella. Cerraste todas las puertas posibles por las que yo pudiera entrar y hacerte olvidarla para ser yo quien me pudiera meter en tu corazón, en tus ojos y en tu cabeza. Deje de luchar y comencé a aceptar la realidad a pesar de que dolía darme cuenta de ella.

Decidí alejarme de ti para no incomodarte y no sintieras la presión de estar a mi lado, pero aunque tú no pudieras darte cuenta estaba ahí cerca, lo suficiente para darme cuenta de como te encontrabas, lo suficiente para que sintieras mi apoyo sin sentirte presionado o sofocado por mí. Estuve a tu lado todo el tiempo que pude mientras tu pensabas en ella, mientras te aferrabas uno me querías dar una oportunidad a mí. Estuve ahí contigo a pesar de que me demostraste que no era lo suficiente para hacerte olvidarla, para animarte a que abrieras tu corazón y la dejarás ir. Me dolía pero preferí callarme y solo irme alejando hasta que sintieras que ya no lo intentaría, que eras libre de seguir adelante luchando por ella.

Intentaba animarte cada vez que veía que el dolor te consumía. Es difícil sanar el corazón roto de la persona que está terminando de quebrar el tuyo. Es extraño el sentimiento de querer que pueda ser feliz la persona que amas aunque tú no puedas serlo, a pesar de que su felicidad agote la tuya. A pesar de todo eso seguí ahí cerca sin que pudieras verme. Al final solo me resigne y podía verte de lejos viendo como te destruyas a ti mismo pensando en ella y sabiendo que no existía una posibilidad de estar a su lado. Me dolía que me hayas dejado desaparecer, que no hayas luchado y que no te hayas dado cuenta que ya o estaría a tu lado. Me dolía que no te doliera mi partida.

Quiero que encuentres a esa persona que sea capaz de hacer desaparecer a esa persona que se encuentra lastimando tan cruelmente tu corazón. Quiero que sepas que a pesar de que no quisiste entregarme la oportunidad a mí estaré a tu lado para cualquier cosa que necesites, para cualquier concejo o cuando simplemente necesites un abrazo. Ahí estaré.



     Compartir         Compartir