Ya he hecho las maletas y tú sigues con ese gesto  ensimismado que no refleja nada; al verte creo que en realidad nunca me quisiste, pues justo ahora, cuando estas a punto de perderme, sigues así, tan como si nada, como si nada te doliera, como si nada te importara.

Y es que aunque te quiero tanto,  prefiero la derrota,  prefiero volverme loca, antes que conformarme con ese amor tuyo que no denota; me retiro de este sueño que no pude realizar, me voy con las alas rotas, con el corazón hecho pedazos, pero con la conciencia tranquila por haber dado todo de más.

renuncio a ti

Renuncio a ti, prefiero huir, antes que seguir sintiéndome tan rota, es momento de sanar las heridas que dejaste, es el momento propicio para auto- repararme. Me he convencido de que es necesario comenzar desde cero, aunque para ser sincera, esperaba que recapacitaras, que valoraras los momentos que vivimos, en donde las risas fueron el pan de cada día, donde los besos fueron nuestro remedio ante la apatía, y las caricias nuestras mejor medicina.

No, ya no  me es suficiente tenerte y no tenerte, oírte decir que me quieres, pero seguir hundidos en esa rutina que nos desgasta, que nos amarga, que termino por alejarnos. Lo que más me duele es que tú no quieres hacer nada, te has rendido, te has dado por vencido.

Me retiro vencida, con este nudo en la garganta que me asfixia, que me mata… que diferente hubiera sido todo si hubieses tenido el valor para luchar por nosotros, para luchar por el amor, por todos esos sueños que nos prometimos hace tiempo, te juro que te hubiera seguido a todos lados, que hubiera dado todo por ti.

Aunque me duele darme cuenta que para ti ya nada importa, nunca me arrepentiré de haberte amado así, tengo que agradecer que en su momento, me hicieras tan feliz…

dime

Te digo adiós aunque no quiero hacerlo, te digo adiós porque sé que es momento de partir; volteo por última vez antes de salir por esa puerta, ojalá entendieras como duele renunciar a ti, como desearía que dijeras algo, pero sigues callado y yo me voy destrozada, derrotada, llorando por ti.

 

 



     Compartir         Compartir