Hace ya un tiempo que no he podido dejar de pensar en ti, que no he podido dormir en varias noches imaginándome estando a tu lado. Cada vez que te acercas a mí siento como mi corazón comienza a tomar velocidad dentro de mí, puedo notar que mis manos y mis piernas comienzan a perder el control de sí mismas. Solo quiero estar a tu lado y busco cualquier pretexto para poder hablar contigo o poder toparme en algún lugar contigo para poder estar cerca de ti.

Es momento de confesarte todo lo que siento por ti y todas esas cosas que le haces sentir a mi corazón y a mi cuerpo cuando estoy cerca de ti. Es difícil decirlo porque existe el miedo del fracaso, existe el miedo de encontrarme con la verdad y darme cuanta que no me gusta, que no quiero saber si tú no sientes lo mismo que yo. Tengo miedo de perderte y tengo miedo de no poder estar más cerca de ti. Pero es tarde y no quiero que el tiempo siga tomando su curso sin que sepas que estoy enamorada de ti, sin que sepas que por las noches anhelo estar a tu lado y poder sentir tu piel cerca de la mía, poder sentir como tu aroma me embrega al estar entre tus brazos. Ya no lo soporto más, ya no soporto verte lejos de mí, ya no soporto poder estar tan cerca de ti pero a la misma vez estar tan lejos. Quiero estar cerca de ti y que todo el mundo se entere lo que siento por ti y todas las ganas que tengo que sepas lo mucho que te amo y lo mucho que haría por ti si me permitieras estar a tu lado. Es difícil explicar este sentimiento que me hace desvanecerme en cualquier momento, en esos momentos cuando me encuentro pensando en ti y en la posible idea de poder tocar tus labios, poder acariciarte sin miedo al rechazo sino que tus manos también puedan y quieran rozar mi piel. Muero de ganas de estar a tu lado en esas noches de lluvia mientras abrazados en medio de la oscuridad mientras al oído nos decimos todas esas cosas que el corazón quiere decirnos.

Sería hermoso poder pasar el resto de mis días a tu lado, poder abrazarte y hacer todo lo posible para que seas feliz junto conmigo. Quiero jugar contigo y guardar los mejores recuerdos dentro de mi mente y mi corazón. Quiero decirte lo mucho que me importas cada día al despertar y poder besarte y acurrucarme en tus brazos por las noches al dormir. Quiero acariciar tu pelo y sentirte tan cerca de mí que podamos ser uno solo, que podamos formar una sola carne y podamos demostrar el amor que existe dentro de los dos. Todo esto quisiera poder decírtelo y que en ese momento puedas decirme que tú sientes lo mismo, que anhelas y buscas lo mismo que yo, estar a mi lado y compartir tu vida conmigo a pesar de cualquier adversidad que pueda cruzarse en nuestro camino. Eres el amor de mi vida…



     Compartir         Compartir