Todos queremos escuchar el que nos digan “te amo”, “eres lo más importante de mi vida”; todas queremos tener un hombro sobre el cual poder llorar cuando nos sentimos desconsoladas, todas queremos besos, todas somos amantes de las demostraciones de amor, de los besos pasionales, de los abrazos eternos, de las caricias en la piel, todos queremos sentirnos amados, todos queremos tener a alguien a nuestro lado y alguien a quien pertenecer.

Todos lo queremos, pero también queremos que esas palabras tengan sentido, queremos que aquellos que están a nuestro lado sean fieles y leales, pero sobre todo queremos saber que podemos contar con ellos, queremos tener la certeza de que no estamos solos, que si el día de mañana amanece gris tendremos con quien compartir ese día igual que aquellos que han sido soleados, el amor es la palabra más usada en el mundo y a pesar de eso la mayoría desconoce su significado, la mayoría la confunde con el “querer” o “desear” a alguien o algo.

No es que me sienta mayor, pero si que he madurado, ya no busco con quien jugar a estar enamorados, ya no quiero estar con el chico más guapo o de mejor cuerpo, ya no me interesan todos aquellos presuntuosos que se creen mejor que los demás, de eso creo que tuve suficiente, creo que ya me cansé de pretender que estamos enamorados.

Me puedo dar cuenta de que lo que buscamos es muy diferente, y que tu aun estas en esa etapa en la que crees que con decir las cosas es suficiente, crees que por el hecho de decirme que me amas yo debo corresponderte y creerte, crees que porque me digas que yo soy lo más importante de tu vida yo voy a caer rendida a tus pies sin pensarlo un segundo, pero como dije, yo ya no estoy para jugar a estar enamorados, quiero a un hombre que de soporte a sus palabras, que les de valor, que sea consciente de que no siempre se puede estar bien y que esté dispuesto a apoyarme cuando sea necesario.

Busco a un enamorado, pero más que a eso quiero a un cómplice, alguien que me conozca y que me ame por lo que soy, que me demuestre más con sus actos que con sus palabras, que no quiera un mundo de color de rosa, que sepa que hay veces que la vida se torna gris y que sumemos esfuerzos para salir adelante juntos, busco alguien que me apoye en todo, porque para besos y fotos cualquiera puede.

Autor: Sunky



     Compartir         Compartir