Desde el día en que te conocí supe que eras la persona que quería a mi lado, esa persona con la que quería pasar el resto de mi vida. No puedo decirte con las palabras suficientes todo lo que significas para mí y lo agradecida que estoy por haberte encontrado en i camino y tenerte a mi lado en estos momentos. Quiero seguir a tu lado porque eres la única persona que me hace feliz, con la única persona con la que puedo ser yo misma.

Tengo que agradecerte por muchas cosas más que solo por estar a mi lado. Tengo que agradecerte por todas las cosas que has hecho por mí, por tus cuidados; por  tus detalles; por cada beso, abrazo dado y por cada una de las cosas que me has enseñado. Tengo que agradecerte por estar aun aquí, apoyarme y levantarme cada vez que caigo. Quiero estar a tu lado todo el tiempo que sea posible porque sé que no encontraría otra persona con la que pudiera compartir todas las cosas que ahora soy feliz de entregarte. Quiero seguir a tu lado porque no soportaría estar lejos de ti y verme en la soledad. No quiero que te vayas porque no soportaría verte lejos y mucho menos verte a lado de alguien más viendo como le entregas todo lo que eres y todo lo que ahora me pertenece.

Quiero que todos sepan que eres mío y que toda tu esencia en estos momentos solo a mí me pertenece. Me veo a tu lado, algo que no consigo con facilidad. No puedo verme a lado de nadie más porque a mis ojos tú conformas lo perfecto.

No quiero que nunca dudes de este amor porque si sigo aquí es porque en verdad prefiero estar a tu lado, porque prefiero pasar mi vida contigo que entregarla a cualquier otra persona. No quiero que nunca esta historia termine, no quiero descubrir el fin porque quiero que esto duré por una eternidad.

Estoy dispuesta a seguir luchando contra todos los problemas que se presenten, contra cualquier situación o persona que pretenda separarnos porque lo único que quiero en estos momentos es seguir juntos a ti. Seguiré luchando hasta al final porque formas parte importante de mi vida y porque eres por o único que estoy dispuesta a pelear, por lo que lucharía hasta el final.

Debo pedir perdón por todas esas veces en las que quizá no he sido la mejor, por todas esas veces en las que te he fallado. Debo agradecerte por todas las veces que me has hecho reír y por todas esas veces que me has tratado de corregir y mostrar mis errores, mostrarme que estoy equivocada y debo corregirme. Debo agradecerte por seguir aquí y por estar luchando a mi lado de la misma manera en la que me encuentro luchando cada día para que podamos seguir aquí y seguir demostrándonos el amor que hay dentro de cada uno de nosotros. No quiero perderte nunca y quiero seguir amándote hasta el final de mis días…



     Compartir         Compartir