He aquí algunas señales que te ayudarán a reconocer con que clase de persona estas saliendo, si tienes la suerte de haber encontrado al tan deseado hombre maduro que sabe lo que quiere, o por el contrario, has caído en la trampa del típico niño inmaduro que solo piensa en pasar un buen rato…

inmaduro

Piensa solo en sí mismo

Si has notado que es un tanto egoísta en su forma de actuar, si no tiene atenciones contigo o se preocupa por ti y tu bienestar, entonces quiere decir que aún no ha aprendido a valorar lo que tiene a su lado, pueden parecer detalles insignificantes como acompañarte a casa o cargar tu mochila, pero a la larga créeme que estos detalles importarán.

No cumple sus promesas.

Si resulta que constantemente cambia los planes, o incluso te deja plantada, quiere decir que estar contigo no es tan importante para él,  se le da fácil eso de romper promesas o cambiar su tiempo juntos con el pretexto más tonto.

Es dependiente, quiere estar todo el tiempo contigo.

Ya sé que suena un poco contradictorio, pero lo cierto es que para todo hay que encontrar puntos medios. Con esto me refiero a que un verdadero hombre, toma las riendas de su vida, y eso se refleja en los proyectos por los que se esfuerza, todo en armonía con la relación que llevan, como mencioné antes… Un verdadero hombre sabe encontrar el balance

Es celoso extremo.

Mucho cuidado con este punto, si es celoso en extremo, no es señal de que te ame con locura, por el contrario, es una señal alarmante de su falta de seguridad; pues un hombre maduro, sabe lo que es y reconoce el valor de la persona que está a su lado, por esa razón, sabe que puede confiar en ella.

novio infantil

No te motiva.

Si reconoces que el chico en cuestión es conformista, y en el peor de los casos desacelera tu éxito, quiere decir que no esta listo para una relación seria, pues un hombre de verdad, siempre te motivara a ser mejor y esforzarte más…. Un hombre maduro, maximiza tus capacidades y te impulsa a triunfar.

 

Analiza tu situación  y descubre si sales con un hombre que vale la pena, o con un niño que solo te dará dolores de cabeza.

 



     Compartir         Compartir