Sé que siempre dije que no necesitaba a nadie para ser feliz, sigo en lo dicho, pero que difícil se me hace  vivir sin ti. Tantas veces critique a los que decían que morir de amor es posible. Hoy mi percepción ha cambiado un poco, si bien  es cierto  que nadie muere de amor, hoy mi vida yo muero de ti; aunque mis signos vitales  se muestran a la perfección,  hay otro motor dentro de mí que no funciona bien; el motor del alma, ese que te impulsa a hacer las cosas con pasión. Justamente ese se encuentra en reparación.

alone

Lo nuestro duro poco, es cierto, pero la intensidad de los sentimientos no se mide por el tiempo, si no por los momentos, por las tardes de risas, por las alegrías. Que  razón  tienen cuando dicen que es preciso disfrutar la vida, disfrutar  del tiempo, porque en cualquier momento todo puede terminar

Y así,  sin  esperarlo, se acabó lo nuestro, nos duró lo que duran dos cubos de hielo en un día de sol, en tampoco tiempo  me enamore de ti, mira si es curioso y sabio el destino, yo que siempre me jacte de preferir la solead, yo tan independiente, tan inherentemente practico, yo él que odia las complicaciones, hoy me encuentro aquí, con el alma hecha añicos por ti.

  

Me enseñaste tanto, que pude ser capaz de derribar mis barreras, navegar con bandera de paz, renunciar a la guerra de la soledad, yo que esta vez me dispuse a amar.

Pero sin levantar sospecha, fuiste tú quien huyo, quien prefirió aires de libertad, mientras yo ya me había acostumbrado a la  seguridad del suelo junto a ti., esta vez fuiste tú la que se fue, dejándome el alma rota, la mirada triste y la cartera vacía.

gooodbye

Te fuiste, llevándote contigo todos  los motivos para sonreír, llevándote también mis ilusiones, tratando de ahogar mis penas  con whisky  y  ron, pero el alcohol no ayudo, estoy aquí, aun por  las noches pensando en ti.

En conclusión, fue el destino que se vengó, que me enseño  de un golpe que a veces duele el amor… y esto de vivir sin ti, no se me da nada bien, pues esta vez yo quería quererte, yo quería quedarme y tú no.

 

 



     Compartir         Compartir