¿Realmente vale la pena?, ¿perder todo ese tiempo que fuimos amigas por un momento con mi novio?, me decepcionaste, yo creí que eras mi amiga, él también me decepciono, me hablo de un mundo en el que ni él mismo creía al parecer, apenas estábamos conociéndonos, y aún no sabía que esperar de él, pero de ti lo esperaba todo, eras mi confidente, mi compañera, tu misma me alentaste para comenzar mi noviazgo con él, si tanto te interesaba ¿Por qué simplemente no me lo dijiste desde el principio?, ¿Por qué tuviste que traicionarme?, solo bastaba que me dijeras desde el principio que él te gustaba y sin problemas les hubiera dejado el camino libre, no tenías la necesidad de engañarme, pero a pesar de todo decidiste hacerlo.

Lamento mucho que nuestra historia juntas pesara tan poco para ti, que final mente pudiera más un momento de pasión que todo nuestro tiempo de amistad, me parece tan absurdo porque juntas decíamos “nosotras nunca nos vamos a traicionar”, siempre hablábamos mal de los hombres por que solían ser infieles, y ahora la infidelidad viene de mi mejor amiga, o mejor dicho de esa extraña persona que nunca conocí realmente, que se pasó la vida engañándome sobre la persona que era y lo que quería para terminar siendo una traicionera, para pisotear todo aquello que juramos que defenderíamos, ante las adversidades más grandes, y no pudo sobreponerse a una simple calentura de acostarse con mi novio.

No sé realmente en que estabas pensando cuando lo hiciste, ¿Qué pueden esperar un par de traidores como ustedes dos?, ¿Qué pueden esperar que no sea consumar sus actos de lujuria y ya?, o es que ¿me vas a decir que tienen planeado un futuro?, la mejor amiga que traiciona por un acostó, y el mentiroso doble cara que pretendía ser buen novio mientras se acostaba con la amiga de su novia, ¿acaso ustedes dos pueden entablar una relación de confianza mutua?, ¿puede nacer la fidelidad de la traición?, la verdad es simple, ninguno de ustedes podrá nunca confiar en el otro, cometieron un acto horrible de traicionar juntos a la misma persona, ya saben la clase de calaña que ambos son, si siguen juntos será una historia de celos infinitos, de desconfianza mutua, de desesperanza que terminará en soledad.

 

Ese es el precio que van a pagar los dos, por haber sido traidores los dos, yo mientras tanto aun que me duela, debo darte gracias por el ultimo favor que me hiciste, en tu traición te despediste de mi vida con una lección, ese hombre no me merecía y tú nunca supiste lo que fue ser una amiga.

Autor: Sunky



     Compartir         Compartir