Ya no es necesario que te encuentres cerca de mí. Ya no haces falta a mi lado porque aprendí que estoy mejor sin ti. Con el tiempo sin darme cuenta te fuiste convirtiendo en solo un estorbo; te fuiste convirtiendo en solo una costumbre, en una persona que ya no era productiva en mi vida.

Por mucho tiempo considere el estar a tu lado todo el tiempo que me fuera posible porque te amaba, porque sentía algo por ti que nunca había sentido antes. No sé como de un momento a otro ya no me veía a tu lado, el amor que había sentido por ti se había ido secando hasta quedar vacío, el tiempo ya era tedioso y cada vez más largo al pasarlo a tu lado. Entendí que si seguíamos de esta manera perderíamos un vida intentando estar juntos mientras ambos sabíamos que esto no estaba funcionando. Me fui dando cuenta que ya no eras el mismo, que un día conocí, del que un día me enamore. Por mucho tiempo pensé que eras tú el amor de mi vida y que el separarme de ti me mataría, me llenaría de nostalgia y no sabría que hacer de mi vida en ese momento. Ahora todo es diferente, mis pensamientos cambiaron y ahora sé que lo mejor es que te vayas de mi vida porque estas tomando un papel que ya no te pertenece, un papel que ya no es para ti.

1

Ambos sabíamos que las cosas terminarían, ambos sabíamos que alguno de los dos tendría que decir adiós para por fin deshacernos de todo el tiempo perdido y de todo el daño que un día nos hicimos. Es un buen momento de que te vayas porque puedo decirte que aquí ya no me haces faltas. Es un buen momento para yo tomar de nuevo la rienda de mi camino y una dirección que me lleve al lugar que en realidad pertenezco. Es un buen momento de decir adiós porque estoy completamente segura que es lo que quiero, que es lo que necesito, deshacerme de ti para encontrar de nuevo la paz que hace mucho no siento. Quiero que te vayas y que desaparezcas de mi vida porque cuando te vayas no quiero saber nada de ti, no quiero saber nada sobre ti; no quiero saber que es lo que haces, a donde vas, con quien sales o que es lo que piensas. Quiero deshacerme de todo lo que tenga que ver contigo y comenzar a borrar poco a poco los recuerdos que queden de ti, todas esas cosas que te pertenecen y todas esas cosas que podrían recordarme a ti. Creo que quede lo suficientemente asqueada de ti y ya no quiero ni siquiera recordarte. Quiero borrar por completo el capítulo de mi vida que compartiste conmigo, no quiero que quede nada ni quiero que vuelvas, sino que te vayas y que ambos sigamos nuestro propio camino sin mirar atrás. Es el momento perfecto de la despedida y poder comenzar una nueva vida.



     Compartir         Compartir