Me he cansado de decirte que es momento que dejes de actuar como un niño y comiences a comportarte como un verdadero hombre. Es momento que veas el mundo en el que te encuentras estacionado, es momento que crezcas y comiences a buscar metas en tu vida. Es momento que comiences a trabajar en ti mismo y puedas observar cada uno de tus errores y cada una de las cosas que te hacen falta por madurar.

Quiero que te des cuenta que el mundo no rodea alrededor tuyo, sino que tu permaneces a este mundo lleno de fracasos y triunfos, lleno de probamos y soluciones, lleno de pruebas y escalones. Quiero que comprendas que las cosas jamás caen del suelo sino que tú eres el único responsable de trabajar para ti mismo, que todo tiene un precio un trabajo para obtenerlo. Quiero que comiences a pensar en tu futuro y lo que estas haciendo para crecer en él, lo que estas haciendo para lograr todas las metas que te has propuesto (si te has propuesto alguna, claro). Quiero que sepas que no siempre estaré a tu lado, que las personas llegan y otras se van. Que algunas las atraes y a otras las alejas. Quiero que sepas que no siempre estaré aquí porque te has encargado de que sea así, porque te has encargado de enseñarme que estoy a lado de un hombre que no hace nada por sí mismo y entonces me preguntó ¿que hará por mí entonces?

Te quiero y me preocupa cada cosa que te suceda, cada cosa que pueda afectarte pero no soy la mujer que te trajo al mundo, solo soy una mujer que se preocupa por ti y quiere lo mejor para ti. Pero eso no quiere decir que haré las cosas por ti, de hecho nadie las hará. Solo tú eres el responsable de hacer las cosas para ti y por ti. Nadie buscará lo mejor para ti porque están preocupados de buscar lo mejor para sí mismos.

Es momento que te des cuenta que el tiempo pasa y nunca más regresará. Que el tiempo cada sé descuenta de tu vida, que el tiempo si no sabes aprovecharlo quita espacios, oportunidades y personas. Es momento que veas a tu alrededor y despiertes para que te des cuenta donde estas parado, que es lo que estás haciendo y lo que te falta por alcanzar. Es momento que sepas como se comporta un hombre y las responsabilidades que debe asumir. El tiempo que pasamos en esta vida debe aprovecharse de la mejor manera porque es la única oportunidad que tenemos para amar, para crecer, para mostrar de lo que somos capaces, para ayudar y para convivir con todas esas personas que pueden aportarnos algo bueno para nuestra vida. Es momento que dejes esos pensamientos de niños y comiences a pensar como un adulto, como un adulto que sabe lo que tiene y lo que quiere alcanzar. No te quedes sentado, levántate y comienza a caminar buscando las mejores oportunidades posibles. Mientras te encuentras por el camino voltea a tu alrededor y aprender de los ejemplos y de todas esas personas que luchan cada día por lo que quieren. No te quedes atrás…



     Compartir         Compartir