Debo decir que me la he pasado bastante bien, he tenido muy buena suerte al encontrarte porque me diste todo aquello que estaba buscando, un momento emocionante en mi vida, un tiempo en el que todas las preocupaciones desaparecían, un espacio donde solo existíamos para divertirnos y pasarla bien, eso fue sin duda aquello que yo buscaba cuando te encontré.

Pero hasta de la fiesta las personas se cansan, y creo que eso precisamente es lo que me pasó, ya no disfruto igual esas reuniones alocadas, ya no me apetece embriagarme hasta perder la razón, ya me estoy aburriendo de esto.

Creo que por fin y gracias a ti estoy lista para cambiar mi forma de vivir, me he llenado hasta el tope de emociones fuertes, y creo que ahora quiero algo más tranquilo, más duradero, más verdadero, algo que pueda tocar y saber mío, quiero alguien que me acompañe durante mucho más tiempo, alguien que se quede conmigo y que me conozca en verdad, porque aunque me conoces en parte, tu solo conoces ese lado “divertido de mi”, pero no tienes idea de lo que realmente me gusta, de mis sueños, de lo que quisiera lograr en mi vida; entiende que no te estoy reprochando nada, es solo que la vida que tengo contigo ya no me basta.

No me arrepiento de nada, este tiempo que vivimos juntos me sirvió para entender que hay cosas más sublimes, más importantes, más trascendentes que solo disfrutar el momento, me ayudo a entender que es bueno tener con quien reír, bailar, tomar y pasarla bien, pero es más importante tener alguien que comparta eso y también lo demás, alguien con quien puedas llorar, con quien puedas sentirte protegida, alguien que te brinde estabilidad y una seguridad de que el día de mañana seguirá ahí para ti.

No puedo pedirte que cambies porque yo cambie, eso no es respetar a los demás, me gustas como eres, siempre serás un recuerdo agradable de mis días de locura, pero esa etapa ya terminó y ahora busco algo mejor, he llegado al momento en mi vida en el que siento que viví lo suficiente de esto que teníamos, y ahora prefiero cambiar mi manera de ser, fue bueno tener alguien con quien compartir todos los viernes, pero ahora mismo prefiero más a alguien que me acompañe todos los domingos.

Autor: Sunky



     Compartir         Compartir