Son los peores momentos los que nos hacen más fuertes.

Eres mucho más que tus errores y aquellas cosas con las que no estás conforme en tu vida, ni de tu cuerpo. No permitas que tus errores te definan. En lugar de eso, deberías tomar esas malas experiencias para aprender y saber cómo enfrentar mejor la vida.

Pregúntate cómo eras antes de cometer esos errores o quién eras antes de pasar por ese mal momento que hasta hoy te pesa tanto. Pregúntate cómo eras antes de comenzar a negarte a ti misma y dejar que el pesar te invadiera, incluso antes de que te negaras a seguir viviendo.

¿Quién eras antes de que dejaras de creer en ti misma? Cuestiónate qué fue lo que provocó que comenzaras a estar tan disgustada contigo y comenzaras a limitarte y rendirte ante cualquier problema.

2

 

Cuando lo hagas, te darás cuenta que lo que tienes que hacer en seguida es comenzar a reconstruir tu vida y volver a ser la misma chica alegre y segura que solías ser. Lamentablemente, en la vida existirán muchos errores y malos momentos, pero son precisamente esas cosas las que te enseñan y te hacen más fuerte cada día. Aprenderás lecciones y debes entenderlas y hacerlas parte de tu experiencia personal

Prométete a ti misma que no volverás a cuestionarte la vida si pasas por un mal momento. Prométete que nunca más dejarás que otros te pasen a llevar mientras tú estás demasiado encerrada en tus pensamientos. Prométete que no permitirás que te vuelvan a dañar y que dirás que no cuando tengas que hacerlo. Prométete que pensarás fríamente antes de tomar las decisiones, pues más vale hacerlo así que decidir cuando estás muy triste o muy feliz.

3

Reconstruye tu vida, sin importar lo que eso signifique. Si tienes que empezar desde cero, hazlo. No tengas miedo, verás que si pones todo de ti misma en lograr estar mejor y ser feliz nuevamente, todo habrá valido la pena.

Usa tu corazón como una brújula, es el único que puede guiarte de manera correcta. Siempre deberías escucharlo. Disfruta de esos detalles que te entrega la vida y permítete ser tú misma ante todo, verás que así las cosas funcionarán mejor y no tendrás que convivir con tanto miedo.

Reconstruye tu vida ahora. Hazlo por tu vida, hazlo por ti, hazlo para que recuperes esa hermosa sonrisa que te define y describe a la perfección lo que en verdad eres: tú misma.

Estarás orgullosa.

4



     Compartir         Compartir