Me duele pasar a lado tuyo y sentir que sigo tomando el mismo papel en tu vida que desde hace un tiempo, que no puedo aún lograr que te enamores de mi de la misma manera en la que me he enamorado de ti. Me duele serte indiferente  y pensar en las veces que ella se encuentra dentro de tu cabeza. Me duele saber que no estoy dentro de tu corazón y tu mente.

Sé que es imposible enamorarte a estas alturas, en este momento en el que nos conocemos, en que he pasado tanto tiempo a tu lado como tu compañera y amiga. Es difícil pensar en la posibilidad de lograr enamorarte y que pongas tu corazón en mis manos. Es imposible el seguir pensando en la ilusión de algún día poder pertenecerte,  que algún día logre amar mi lugar en tu corazón, en tus pensamientos, en tus sueños y en tu futuro. Me duele, me duele darme cuenta que ya no puedo hacer nada, que he jugado todas las cartas y que ya no me queda más que darme por vencida; ya no queda más que aceptar la idea del olvido y soltarte para siempre. Me duele incluso pensar en dejarte ir, en ya no amarte, en olvidarte, pero también sé que es la única posibilidad que aún queda para salvarme, para salvar a mi corazón de heridas más profundas, de salvar todas las noches que están por venir, la oportunidad de sacarte de mi mente pata que no pueda jamás volver a pensar en ti y en todas esas cosas que algún día me imaginé pasar a tu lado, de todo ese futuro que me construí a tu lado y ese futuro que no puedo visualizar por el momento con nadie más, solo contigo.

No quiero olvidarte, no quiero perderte, pero a la misma vez siento que ya lo hice. Siento que esta vez fui yo quien perdió todo lo que le quedaba por apostar al amor. Aún no puedo verme sin estar  a tu lado a pesar de que nunca lo estuve como yo quisiera, pero es que cada oportunidad que tenía de estar cerca de ti mis ilusiones volvían a encenderse y volvía a pesar en la posibilidad de estar a tu lado a pesar de todo y pensaba en que algún día podría lograr enamorarte para que jamás quisieras irte de mi lado. Ya es tarde, no lo logré, lo sé. Ya es tarde para retroceder, de no permitir que mi corazón te guarde en su interior; es muy tarde porque ya estás dentro de mí y te encuentras en todo mi cuerpo, en mi piel cada vez que puedo acariciar tus mejillas y tomar tus manos, en mi corazón y en mi mente que no me deja sacarte de mis pensamientos ni un solo momento. Te has vuelto en mi inspiración en todo lo que quiero tener dentro de mi cabeza. Me has enamorado y es inevitable revertirlo, es inevitable querer huir porque ya estas dentro de mí.

Es difícil estar tan cerca de ti y saber que no existe la posibilidad de que pueda estar a tu lado, que no existe la posibilidad de entrar en tu corazón y lograr que te enamores de mí.



     Compartir         Compartir