Pasan los años y parece que el amor no acaba. Pasan las pruebas, las noches de llanto, los pensamientos y los recuerdos que rasgan el alma lastimando de nuevo cada una de las heridas pero el amor no acaba.

Es impresionante que el tiempo no haya podido tocar todo lo que siento por ti. Es increíble lo fuerte que es este sentimiento, todo ese amor que he sentido por ti desde la primera vez que te vi. Te he amado, te amo y al parecer seguiré amándote por una eternidad y quizá ya lo sepas, quizá ya te has dado cuenta que mi amor por ti no acabará sin importar cuantas veces me lastimes, sin importar cuantas veces tenga que caer y volverme a levantar. Me duele y me destruye por dentro cada vez que me doy cuenta que no puedo estar a tu lado y que el amor que siento por ti no pueda terminar. Quiero seguir adelante porque sé que lo que no te mata te hace más fuerte y a este punto me considero lo suficientemente fuerte para seguir adelante, para seguir caminando preparándome para pasar todas las pruebas que vienen por delante; todas esas pruebas que el destino me ha dejado como una sorpresa en mi camino. Me gusta estar a tu lado y poder demostrarte todo lo que siento y he sentido por ti. Sé que este amor no se va acabar nunca porque puedo sentirlo en mi pecho, porque a pesar de las oportunidades que se me han presentado de comenzar una relación con alguien más tú siempre has sido el primero en mi corazón y porque a pesar de que pasa el tiempo sigues causando esas emociones en mi cuerpo cuando estas cerca de mí.

Y no quiero dejar de pensar en ti porque me harías falta en cada uno de mis sueños y de mis pensamientos. No quiero dejarte ir porque me gusta estar enamorada de ti a pesar de que no estés a mi lado, porque lo que me haces sentir nadie ha podido lograrlo, porque lo que me haces sentir no puedo encontrarlo en ningún lado. Seguiré amándote hasta el final y después del final de mis días.

Nunca nadie me hizo sentir lo que me haces sentir tú  y es por esto y muchas cosas más que puedo decirte con la mano en el corazón que te has vuelto mi amor eterno, el amor de mi vida, mi alma gemela, mi media naranja, la persona que siempre quise a mi lado y no quiero perderte nunca más. No quiero hacer nada que te aleje de mi vida, no quiero sentir el dolor de haberte perdido. Quiero luchar cada día para que te mantengas a mi lado y nunca quieras irte. Quiero amarte y demostrártelo cada día, en cada momento que tenga la oportunidad en mis manos. Te convertiste en mi persona favorita porque te lo has ganado, porque has trabajado para demostrarme o importante que soy en tu vida, para mostrarme lo mucho que te importo y me has mostrado todo el amor que hay dentro de tu corazón. Te quiero por siempre en mi vida…



     Compartir         Compartir